Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 16:26

VEHÍCULOS QUEMADOS, MILITARES EN LAS CALLES, PROTESTAS MASIVAS, MUERTOS, LA CAÍDA DE UN GOBIERNO. LAS JORNADAS DE OCTUBRE SIGUEN EN LA MEMORIA

Octubre Negro un hecho que cambió la historia

Octubre Negro un hecho que cambió la historia



Las jornadas de octubre continúan en la memoria de nuestra gente, más en la de quienes vivieron en carne propia esos días de zozobra, de quienes fueron parte de ese descontento que cambió un Gobierno y quizás la historia de Bolivia.

La estadística suele ser cruel porque reduce los hechos, las conquistas y las pérdidas a tan sólo algunas cifras. Sin embargo la memoria de los pueblos puede trascender incluso los registros históricos oficiales y mantenerse viva por generaciones.

Diez años después, algunas imágenes parecen ser de hace un par de días atrás, por la dureza y por su simbología.

El siguiente conjunto de imágenes trata de devolverle a la memoria de nuestro pueblo, algunos de los pasajes inolvidables de las jornadas de ese Octubre Negro que cambió el rumbo del país.

En imágenes.

1. Vehículos quemados

Vehículos ardiendo y protestas alrededor, esa fue una de las constantes en las jornadas de octubre, en El Alto.

2. Barricadas

La gente levanta barricadas de piedras en plena plaza San Francisco de La Paz.

3. Imagen inolvidable

La imagen de este hombre saltando sobre los restos de objetos quemados dio vueltas el mundo y se volvió un icono.

4. Militares

Los grupos de militares armados en diferentes puntos de las ciudades de La Paz y El Alto fueron una constante.

5. La Ceja, el bastión

Los marchistas se repliegan hasta La Ceja en El Alto que fue una verdadera trinchera.

6. Encuentros

Un grupo de marchistas choca con otro de militares en El Alto.

7. El Alto

La militarización de El Alto fue la acción más recurrente.

8. Muerte

Cientos de personas protestan al pie de los ataudes de los caídos de octubre.

9. Símbolos

Los vagones del tren atravesados en plena autopista de El Alto se convirtieron en el máximo símbolo de la protesta.