Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:04

Cómo dos estudiantes usaron iPhones falsos para estafar

Cómo dos estudiantes usaron iPhones falsos para estafar




Dos estudiantes originarios de China están acusados de participar en un esquema de fraude contra la compañía de California a través de la solicitud masiva de cumplimiento de la garantía.

Enviaron miles de teléfonos iPhone falsificados y obtuvieron de la empresa dispositivos genuinos. Lo hicieron durante meses.

Una estimación del monto de las pérdidas para Apple alcanzan los 895.400 dólares luego de conseguir que, del total que enviaron, casi 1.500 aparatos fueran reemplazados sin que fuera detectado el fraude.

La investigación del caso inició en 2017, pero hasta este mes se supo de la denuncia judicial -reportada primero por el diario The Oregonian- en contra de los dos jóvenes chinos en el estado de Oregón (EEUU).



¿CÓMO LO HACÍAN? Tanto Yangyang Zhou como Quan Jiang, quienes se declaran no culpables, estaban con visa de estudiante cuando se desarrolló el fraude.

Un socio en Hong Kong les enviaba paquetes con entre 20 y 30 teléfonos con las características físicas de los iPhone de Apple, dijo Jiang en su declaración.

Luego, los estudiantes solicitaban a Apple personalmente o a través de nombres y direcciones de contactos en EEUU, la revisión de los teléfonos bajo los términos de garantía. En casi todos los casos la falla reportada era que los teléfonos no encendían. La compañía determinaba si el smartphone era elegible para una reposición por otro nuevo, un beneficio que generalmente Apple aplica para ese tipo de problemas. Cuando los remitentes recibían el teléfono genuino, lo enviaban de nuevo a China para ser revendido y después obtenían una parte de las ganancias, según la denuncia.

Jiang estimó que durante 2017 envió 2.000 teléfonos a Apple para reparaciones en garantía. Sin embargo, su nombre está relacionado con 3.069 solicitudes de reparación en las que la causa en el 100 por ciento de los casos era “no enciende/problemas de carga por cable”.

Una inspección el año pasado al domicilio de Jiang encontró unos 300 iPhone falsos, así como documentos de las solicitudes de garantía enviadas a Apple. Ahí también se hallaron cajas con 95 móviles a nombre Zhou, quien estaba relacionado con tres envíos.