Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 10:06

Virus: Brasil supera 358 mil muertes y tiene una media diaria de 3 mil

Autoridades sanitarias internacionales dicen que la variante amazónica es hasta tres veces más transmisible que su antecesora. 

Familiares lloran la muerte por COVID de un ser querido, durante su entierro, en un  cementerio del norte de Río de Janeiro. EFE
Familiares lloran la muerte por COVID de un ser querido, durante su entierro, en un cementerio del norte de Río de Janeiro. EFE
Virus: Brasil supera 358 mil muertes y tiene una media diaria de 3 mil

Brasil registró 3.808 muertes asociadas a la COVID-19 en las últimas 24 horas y acumula 358.425 desde el inicio de la pandemia, hace poco más de un año, informó ayer el Gobierno.

En su balance diario, el Ministerio de Salud reportó 82.186 nuevos contagios de coronavirus, con lo que el balance total de infectados se elevó hasta los 13.599.994, en momentos en que el país afronta la peor fase de la pandemia.

Brasil es el segundo país con más fallecidos y casos confirmados de la enfermedad, tan solo por detrás de Estados Unidos, aunque actualmente es el lugar del planeta donde más se muere por COVID-19, con un promedio que supera los 3.000 decesos diarios.

El descontrol de la pandemia en el país ha elevado la preocupación internacional y ayer Francia se unió a la lista de países que ha suspendido "hasta nueva orden" los vuelos procedentes de Brasil para intentar evitar la expansión de la variante brasileña del coronavirus.

La suspensión deberá ser aprobada en la Asamblea Nacional y el Senado antes de entrar en vigor el miércoles (hoy) y su anuncio supone un cambio de criterio del Gobierno francés, que hasta ahora se oponía a la suspensión de los vínculos aéreos.

"La situación en Brasil es absolutamente dramática y la peligrosidad de la variante en cuestión nos plantea dificultades reales", advirtió ayer el primer ministro, Jean Castex.

Las autoridades sanitarias creen que la variante brasileña, conocida como P.1 y que es hasta tres veces más transmisible que sus antecesoras, ha impulsado, junto a otros factores, la explosión de casos en Brasil.

La propagación del virus ha puesto al sistema sanitario en colapso o al borde de él en diversas regiones de Brasil, incluida Sao Paulo, la más rica y poblada y la que posee mejor estructura hospitalaria.

Sao Paulo, la región con más casos y muertes acumuladas por COVID-19, inauguró este martes un nuevo hospital de campaña en la capital paulista para atender a víctimas de COVID-19, el décimo segundo en abrir sus puertas en el estado durante la segunda ola de la pandemia.

SIN VACUNAS

El Ministerio de Salud de Brasil advirtió ayer que 1.5 millones de personas que recibieron la primera dosis de alguna vacuna contra la COVID-19 no regresaron por la segunda.

La cartera hizo un llamado para que se complete el calendario de inmunización, ya que una sola dosis no proporciona suficiente protección contra la enfermedad.