Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 12:38

Víctimas de huracanes en Honduras piden ayuda externa

Calles de San Juan, Honduras luego del huracán. EFE
Calles de San Juan, Honduras luego del huracán. EFE
Víctimas de huracanes en Honduras piden ayuda externa

La reconstrucción de Honduras por los severos daños causados por las tormentas tropicales Eta e Iota, llevará varios años y dependerá en gran medida de la ayuda internacional que pueda recibir el país, donde la pobreza, que ya afectaba a más del 60 %, podría superar el 70 %, según analistas.

Hasta ahora no hay cifras oficiales sobre el monto que sumarían los daños a la infraestructura, lo que se podría conocer dentro de unos pocos días, cuando concluya la evaluación que ha iniciado la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), bajo la metodología de evaluación de daños y pérdidas.

Iota y Eta dejaron daños en 16 de los 18 departamentos de Honduras, pero lo más grave se registra en el norte y Caribe del país, donde está la mayor parte de su fuerza productiva en el campo agrícola, ganadero e industrial, entre otros, que mueven su débil economía.

Esta región, que quedó inundada por las descomunales lluvias que dejaron Iota y Eta en menos de dos semanas, representa el 60 % del producto interno bruto (PIB) de Honduras, un país de 9,5 millones de habitantes de los que, hasta antes de la covid-19, más del 60 % eran pobres.

70% DE POBREZA

En más de ocho meses de pandemia, que han dejado cerca de 3.000 muertos y 104.179 contagiados, según fuentes oficiales, el nivel de pobreza ha aumentado porque miles de hondureños se quedaron sin empleo por la paralización del país por un confinamiento forzado. 

Analistas prevén que los índices de pobreza superarán el 70 % luego de la destrucción que dejaron Iota y Eta, dos calamidades que se sumaron a la causada por el coronavirus en un año trágico para el país,  que vive de la exportación.