Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 03:26

La vacuna rusa Sputnik-V exige no beber alcohol durante 56 días

El Gobierno boliviano, así como el de Rusia, han dispuesto que la aplicación de la vacuna sea de carácter voluntaria.
Imagen de una dosis de la vacuna rusa Sputnik V. EFE
Imagen de una dosis de la vacuna rusa Sputnik V. EFE
La vacuna rusa Sputnik-V exige no beber alcohol durante 56 días

La vacuna rusa gestionada por el Gobierno, Sputnik-V y que llegará al país de forma masiva en marzo de 2021, exige, según autoridades de salud de dicho país, recomiendan no consumir alcohol durante 56 días desde que se recibe la primera dosis. 

La directora del órgano de control Rospotrebnadzor y jefa sanitaria de Rusia, Anna Popova, dijo a inicios de diciembre que, "antes de ser vacunada, hay que estar dos semanas sin beber nada de alcohol, más 21 días entre las dos inyecciones, cuando se forma la inmunidad y otros 21 días después. En total, 56 días que hay que renunciar al alcohol." Días después de estas declaraciones las autoridades aclararon que se trata de una recomendación para que la efectividad de la vacuna sea plena ya que en algunos casos de estudio el consumo de alcohol habría afectado los efectos positivos de las dosis.

Primero las autoridades hablaron de 42 días de abstinencia, es decir, tres semanas entre cada dosis de Sputnik-V y otras tres semanas después de la segunda inyección. Pero Popova ha incrementado este plazo a los 56 días, aduciendo que son necesarias, "como mínimo", dos semanas para la preparación del organismo para el impacto de la vacuna. 

Puede parecer un dato menor tomando en cuenta la coyuntura, pero, en Rusia esta disposición causó malestar en la gente e incluso se llegó a poner de contraparte la creencia tradicional de que el consumo de alcohol, sobre todo vodka, es bueno para el sistema inmunológico. 

El Gobierno boliviano, así como el de Rusia, han dispuesto que la aplicación de la vacuna sea de carácter voluntaria.