Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:53

A DOS MESES DE LAS ELECCIONES

Trump dice que fue ‘apropiado’ minimizar la COVID-19 y Biden saca ventaja de polémica

El presidente de Estados Unidos dijo que la intención fue mantener la calma, aunque sabía que la enfermedad era mortal. El candidato demócrata lo calificó de “repugnante” y sostuvo que su actitud fue “casi criminal”.

El presidente de EEUU, Donald Trump (i). El candidato demócrata, Joe Biden (d)
El presidente de EEUU, Donald Trump (i). El candidato demócrata, Joe Biden (d)
Trump dice que fue ‘apropiado’ minimizar la COVID-19 y Biden saca ventaja de polémica

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, calificó de “repugnante” que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, subestimara adrede el riesgo que suponía la COVID-19 conociendo su peligro, en medio de una polémica con la que el progresista busca obtener rédito electoral de cara a los comicios de noviembre.

En una entrevista, grabada el miércoles durante una visita a Michigan y transmitida este jueves por la cadena de televisión CNN, Biden consideró que la actuación de Trump ha sido “repugnante”. “Supimos esto el día en que tuvimos 190.000 estadounidenses muertos (por COVID-19). Y él (Trump) lo sabía”, recordó.

Este miércoles salieron a luz las grabaciones de algunas de las conversaciones que Trump mantuvo con el periodista Bob Woodward para su nuevo libro, “Rage”, que saldrá a la venta el martes en EEUU, en las que el mandatario admitió que en febrero minusvaloró el peligro que suponía el coronavirus para no crear pánico, pese a que ya era consciente de su gravedad.

BIDEN ACHACA LAS MUERTES A TRUMP Para Biden, la actitud del presidente ha sido “casi criminal”. “El virus no es su culpa -añadió-, pero las muertes son su culpa, porque podría haber hecho algo”.

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por la COVID-19 con más de 6.3 millones de casos detectados y más de 191.500 muertos, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la entrevista, el que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017) criticó también a Trump por culpar a China de la pandemia -el mandatario suele llamar al coronavirus “virus chino”- y al mismo tiempo alabar “la transparencia” de su homólogo, Xi Jinping, y decir que no había nada de qué preocuparse “y que esto se va como un milagro”.

“No lo entiendo, de verdad que no lo entiendo, es como cuando habla de los veteranos, es simplemente sorprendente”, afirmó Biden en alusión a la controversia de la semana pasada después de que la revista The Atlantic publicara que Trump supuestamente llamó “perdedores” y “fracasados” a los estadounidenses que murieron en la I Guerra Mundial.

TRUMP INSISTE EN QUE QUERÍA MANTENER LA CALMA Mientras, el presidente insistió este jueves en una rueda de prensa en la Casa Blanca en la misma idea que lleva comunicando desde anteayer: que minimizó la gravedad de la COVID-19 en sus discursos públicos de febrero y marzo, pese a que sabía que la enfermedad era especialmente “mortal”, para contener el “pánico” y evitar la “histeria” en los mercados. “No mentí. Lo que dije fue que teníamos que mantener la calma”, explicó Trump este jueves.

“No hay ninguna mentira ahí -agregó-. Lo que estamos haciendo es liderar, y lideramos de una manera adecuada. No quiero saltar y comenzar a gritar ¡muerte, muerte!”.

Además, en un mensaje en Twitter, el mandatario sostuvo que fueron “buenas y apropiadas” las declaraciones que hizo a Woodward. “Bob Woodward tuvo mis declaraciones durante muchos meses. Si él pensara que eran tan malas o peligrosas, ¿por qué no informó de ellas inmediatamente, en un intento de salvar vidas? ¿No tenía una obligación de hacerlo? No, porque sabía que eran respuestas buenas y apropiadas. ¡Calma, no pánico!”, escribió Trump en Twitter.

El mandatario alimentaba así la controversia que han generado no solo sus declaraciones, sino el hecho de que Woodward retuviera hasta este miércoles la noticia de que Trump sabía y reconocía desde febrero que la COVID-19 era “más mortal” que la gripe estacional, pero decidió minimizar su gravedad en sus discursos públicos.

WOODWARD, TAMBIÉN CRITICADO El prestigioso periodista, que ayudó a destapar el caso Watergate, ha recibido críticas por haber guardado la información para incluirla en su nuevo libro, en lugar de publicarla de inmediato.

Woodward se ha defendido en declaraciones al diario The Washington Post, al asegurar que cuando Trump le dijo en una entrevista el 7 de febrero que consideraba la COVID-19 “más mortal que incluso la gripe más ardua”, él no sabía de dónde había sacado la información para afirmar eso.

Según el reportero, no fue hasta mayo que pudo confirmar que Trump fue informado sobre la gravedad extraordinaria del nuevo coronavirus durante una reunión de inteligencia el 28 de enero, y que a pesar de eso, el presidente tardó muchas semanas en reconocer públicamente la magnitud del problema.

“El mayor problema que tenía, que siempre es un problema con Trump, es que no sabía si era verdad”, explicó Woodward al Post.

El periodista dijo que su objetivo no era sacar a la luz revelaciones concretas cuanto antes, sino trabajar con tiempo para corroborarlas por completo y proporcionar un contexto más profundo del que puede aportar un artículo de periódico, para ayudar a los estadounidenses a decidir si quieren reelegir a Trump. “Mi fecha límite eran las elecciones” del 3 de noviembre, subrayó el veterano reportero.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad