Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 31 de marzo de 2020
  • Actualizado 06:55

Trump demanda al NYT por difamación por un artículo sobre interferencia rusa

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. EFE
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. EFE
Trump demanda al NYT por difamación por un artículo sobre interferencia rusa

La campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha demandado al diario The New York Times por difamación y ha acusado al periódico de publicar intencionadamente una historia "falsa" relacionada con las investigaciones sobre las interferencias de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016. 

Trump ha puesto la demanda en la Corte Suprema de Manhattan y busca millones de dólares por daños porque, a su juicio, el rotativo neoyorquino publicó "falsamente" que había una "conspiración con Rusia" como un hecho verídico. 

Los hechos se remontan al 27 de marzo del pasado año y la campaña del presidente estadounidense hace alusión a un artículo del periodista Max Frankel titulado "The Real Trump-Russia Quid Pro Quo" ("El quid pro quo real entre Trump y Rusia" o "El "una cosa por otra" real entre Trump y Rusia"). 

En un comunicado, la asesora jurídica de la campaña de Trump, Jenna Ellis, expresó que han decidido demandar porque el New York Times dijo que la campaña tenía un "acuerdo general con la oligarquía de Vladimir Putin para ayudar a la compaña contra Hillary Clinton a cambio de una política exterior pro-Rusia y un alivio en las sanciones económicas". 

Para Ellis, la información publicada en el Times era "cien por cien falsa y difamatoria" y a juicio de la campaña del presidente el diario neoyorquino lo publicó siendo consciente en el momento "de la falsedad". 

Según la asesora jurídica, el New York Times tenía el propósito intencional de "dañar la campaña, mientras engañaba a sus propios lectores en el proceso".

El artículo de Frankel hacía referencia a la investigación del exasesor especial Robert Mueller, que intentó documentar las evidencias de una campaña de "hackeos" por parte de Rusia agravada con propaganda en las redes sociales que supuestamente buscaban impulsar la candidatura de Trump en 2016 y dañar a su oponente demócrata Hillary Clinton. 

Aunque el informe documentó numerosos contactos entre personas asociadas a la campaña de Trump con personas vinculadas a Rusia, Mueller no encontró pruebas suficientes para mostrar una conspiración criminal entre el equipo de Trump y Rusia. 

Hasta el momento, el New York Times no ha valorado la demanda del presidente de Estados Unidos.