Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 22:12

Trump agita polémica sobre el muro ante delegación mexicana en firma de T-MEC

Ante unas 400 personas en el jardín sur de la Casa Blanca, Trump destacó este miércoles que está "construyendo (en la frontera con México) un enorme y poderoso muro".
Donald Trump. EFE
Donald Trump. EFE
Trump agita polémica sobre el muro ante delegación mexicana en firma de T-MEC
El presidente estadounidense, Donald Trump, agitó este miércoles la polémica generada por su insistencia en que México pagará por el muro en la frontera común, y lo hizo ante una amplia delegación mexicana presente en la ceremonia de firma de la ley para EE.UU. del tratado comercial trilateral con Canadá T-MEC.

Trump no llegó a repetir durante el acto esa controvertida promesa electoral, pero sí se refirió a su mitin de este martes en Nueva Jersey, donde afirmó que México "pagará muy amablemente por el muro".

Ante unas 400 personas en el jardín sur de la Casa Blanca, Trump destacó este miércoles que está "construyendo (en la frontera con México) un enorme y poderoso muro".

"No sé si debería decir esto en este acto en particular, pero anoche recibió un gran aplauso. Hoy están un poco más en plan, '¿deberíamos aplaudir ahora?'", dijo el presidente, sin hablar del pago del proyecto.

Entre el público de la ceremonia estaba el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y la secretaria de Economía de México, Graciela Márquez; además de la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora; el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade; y la embajadora mexicana en EE.UU., Martha Bárcena.

Trump se vanagloriaba así de su comentario del martes unas horas después de que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se viera obligado a reaccionar hoy durante su habitual rueda de prensa matutina.

"Nuestra relación con Estados Unidos es buena, no queremos pelearnos. Amor y paz", afirmó López Obrador, y a continuación levantó las manos en señal de paz.

"Aunque nos cuquen (provoquen), no nos vamos a enganchar", reiteró el presidente mexicano, quien recordó que Estados Unidos está en un "tiempo especial" por la cercanía de las elecciones presidenciales de noviembre.

El Gobierno de López Obrador ha adoptado una postura de mayor contención en ese sentido que el de su antecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018), que repitió varias veces que México "nunca" pagaría por el muro.

La Casa Blanca acordó en enero de 2017 con el Gobierno de Peña Nieto que Trump no hablaría en público sobre quién pagará la construcción del muro, pero el mandatario estadounidense ha roto ese pacto en varias ocasiones, normalmente en el contexto de una campaña electoral.

Tres años después de que Trump llegara al poder, se ha reforzado la seguridad de unos 162 kilómetros de frontera, pero no a través de un muro de hormigón, sino por medio de una valla de acero que en gran medida reemplaza construcciones anteriores.

Ese tramo reforzado equivale al 0,04 % de los casi 3.180 kilómetros de frontera con México, a los que se suman otros 214 kilómetros que se hallan en construcción, de acuerdo con la Patrulla Fronteriza.