Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 02:53

Tensión entre reporteros de EEUU y de Rusia en inicio de cumbre Biden-Putin

El tumulto continuó al tiempo que funcionarios de la Casa Blanca intentaban meter en el interior a los periodistas estadounidenses, argumentando que EEUU y Rusia habían acordado el número de reporteros que tenían permitido acceder dentro.
Tensión entre reporteros de EEUU y de Rusia en inicio de cumbre Biden-Putin

El caos y la tensión se desataron este miércoles entre periodistas de Estados Unidos y de Rusia, que compitieron por entrar en la biblioteca de la Villa La Grange, en Ginebra, para asistir al inicio de la cumbre entre sus presidentes, Joe Biden y Vladímir Putin.

En el exterior de la mansión se vivieron escenas de gritos y empujones, poco después de que ambos mandatarios se dieran la mano y entraran en el edificio, según periodistas de los dos países.

Miembros del "pool" de Biden, el grupo de reporteros que sigue al presidente, explicaron que la tensión comenzó en una entrada lateral cuando reporteros estadounidenses y rusos se apresuraron para ingresar en la mansión y fueron parados por funcionarios y efectivos de seguridad de EEUU y de Rusia.

A los periodistas estadounidenses se les pidió de manera repetida que hicieran una cola por separado, pero ninguna de las dos partes hicieron caso a estas instrucciones y comenzaron a gritar y empujar para entrar, mientras que un responsable suizo pedía que se calmaran.

El tumulto continuó al tiempo que funcionarios de la Casa Blanca intentaban meter en el interior a los periodistas estadounidenses, argumentando que EEUU y Rusia habían acordado el número de reporteros que tenían permitido acceder dentro.

Entretanto, Biden y Putin habían empezado a hablar en la biblioteca de la mansión, mientras seguían muchos periodistas fuera.

Al final, solo lograron acceder dentro nueve de los trece reporteros que componen el "pool" del presidente estadounidense.

De acuerdo a la corresponsal jefa de la CNN en la Casa Blanca, Kaitlan Collins, en el interior algunos periodistas se pusieron delante de las cámaras y otros empezaron a hablar, mientras que los dos mandatarios intentaban pronunciar sus primeras palabras de la cumbre, lo que aumentó aun más la tensión entre los reporteros.

Por su parte, el canal ruso Russia-24 culpó a los periodistas estadounidenses, "en busca de las mejores posiciones", del caos vivido, ya que intentaron entrar en la mansión pese a que, según esa cadena, no estaba permitido a la prensa.

Esta fuente aseguró que solo podían acceder los fotógrafos para tomar las instantáneas de protocolo con motivo de las declaraciones iniciales de ambos líderes.

Tras este accidentado comienzo, los periodistas fueron evacuados de la sala para el inicio de la cumbre a puerta cerrada. EFE