Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:29

EL EXPRESIDENTE PERUANO SE DISPARÓ PARA EVITAR SU DETENCIÓN

Suicidio de García aviva polémica sobre Odebrecht en Bolivia y región

La herida causada por arma de fuego en su cabeza fue fatal. El hecho removió la política del continente a donde a se extendió el mayor caso de corrupción. Hay luto por tres días.
Suicidio de García aviva polémica sobre Odebrecht en Bolivia y región


El fallecimiento del expresidente peruano Alan García ayer avivó en Bolivia la polémica sobre Odebrecht entre oficialismo y oposición, que se culpan mutuamente de las ramificaciones del caso.

García falleció en un hospital de Lima tras dispararse en la cabeza cuando iba a ser detenido en su domicilio por su presunta implicación en sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

Tanto oficialistas como opositores bolivianos lamentaron el fallecimiento del exmandatario del país vecino, a la vez que se enzarzaron en un cruce de acusaciones sobre este caso en Bolivia.

La diputada del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) Susana Rivero, que presidió una comisión parlamentaria que investigó el caso, denunció ante los medios que en Bolivia hay una exautoridad que "anda diciendo que es perseguido" políticamente, "cuando él era parte del esquema".

Rivero no citó expresamente a quién se refería de los ocho miembros de gobiernos de Bolivia en la década de 2000 directamente denunciados o considerados como poco sospechosos en un informe que esa comisión entregó a la Fiscalía, sobre los casos Odebrecht y Lava Jato.

La parlamentaria se preguntó "cuántas obras públicas han podido construirse con la plata que se robaba" en el país, donde "todo lo decidían por decreto, forzaban las normas a la carrera, todo lo acomodaban a pedido de esas empresas brasileñas".

El oficialismo denunció durante la investigación parlamentaria sobreprecios millonarios en obras adjudicadas a las brasileñas Odebrecht y Camargo Correa por el Gobierno de Carlos Mesa (2003-2005), con movimientos "sospechosos" en sus cuentas bancarias y coincidencias en viajes con supuestos involucrados en estos casos.

Mesa, por su parte, reclamó sin éxito que el Parlamento, donde el MAS tiene mayoría, investigara también al actual gobierno de Evo Morales, preguntándose si "acaso no se pagaron sobornos de Camargo durante su gestión".

Por su parte, la diputada Shirley Franco, de la opositora Unidad Demócrata, manifestó que lo ocurrido con García "deja claramente establecido que el caso en la región latinoamericana no ha concluido".

Franco criticó que, en cambio, en Bolivia el MAS decidió "rápidamente, de manera muy sospechosa, concluir esta investigación".



EN LA REGIÓN La muerte del expresidente peruano Alan García, quien este miércoles se disparó en la cabeza cuando iba a ser detenido por supuestos delitos de corrupción, ha conmocionado a Perú y el continente, y agrava el impacto de la crisis generada por el caso Odebrecht.

Falleció a los 69 años, mientras era operado en el Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, de Lima, de las graves heridas causadas por el disparo que se dio cuando policías y fiscales llegaron a su casa con una orden de detención en su contra.

Esa orden se emitió a pedido del fiscal José Domingo Pérez después de que este domingo se difundiera que Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la Justicia peruana, reveló que el exsecretario presidencial Luis Nava, y su hijo José Nava, recibieron 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Fue ingresado en medio de gran confusión en el centro a donde fue trasladado por la Policía que fue a detenerlo a su casa.

El director del hospital, Enrique Gutiérrez, señaló que el exgobernante presentaba un disparo de arma de fuego "con orificio de entrada y salida" en el cráneo y que todos los médicos del Casimiro Ulloa participaron en la operación que intentó salvarle.

Un comunicado del nosocomio detalló que García murió a las 10:05 horas (15:05 GMT), tras haber recibido el diagnóstico de un traumatismo cráneo encefálico grave "por proyectil de arma de fuego y hemorragia incontrolable de base de cráneo. "Una hemorragia cerebral masiva por proyectil de arma de fuego y paro cardiorrespiratorio".

Datos

Familia rechaza funeral con honores del Estado La familia del fallecido expresidente peruano Alan García rechazó que se le celebre un funeral con honores de Estado como le correspondía como exmandatario. El secretario de García, Ricardo Pinedo, dijo que el funeral será hoy a mediodía, después de que sus restos sean velados en la "Casa del Pueblo", la sede del Partido Aprista Peruano (PAP) que lideraba el exmandatario. Solo será velado por apristas.



Consternación

Mandatarios de varios países expresaron sus condolencias.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo: "Conmovidos con la muerte del expresidente de #Perú, Alan García. Nos sumamos al dolor de la familia y enviamos nuestras sinceras condolencias. Paz en su tumba”; las condolencias llegaron también de los presidentes de Chile, de Uruguay, de Ecuador, del secretario general de la OEA y otros.