Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 00:07

Sudáfrica dará libertad condicional a 19.000 presos para contener la COVID-19

Sudáfrica dará libertad condicional a 19.000 presos para contener la COVID-19

El Gobierno de Sudáfrica anunció este viernes que dará la libertad condicional a unos 19.000 presos con delitos de baja gravedad como medida para prevenir brotes de COVID-19 en las cárceles, consideradas zonas de alto riesgo.

"El presidente (Cyril Ramaphosa) ha tomado este paso en respuesta a la llamada de las Naciones Unidas a todos los países para reducir la población de las prisiones de forma que la distancia social y el aislamiento se puedan cumplir durante este periodo", señaló la presidencia sudafricana en un comunicado.

La medida afectará a casi 19.000 presos sudafricanos -casi la octava parte de una población carcelaria total de 155.000 reclusos-, y estarán excluidas todas aquellas personas que cumplan penas por "crímenes graves, incluidos delitos sexuales, asesinatos, intentos de asesinato, violencia de género o abuso a menores".

Los afectados por esta medida seguirán cumpliendo su pena en régimen de libertad condicional y, si violan las condiciones de su liberación, serán de nuevo recluidos.

Con esta medida, a pesar de que la criminalidad es un grave problema en Sudáfrica, esta nación austral africana sigue la senda de otros países en el mundo -incluidos vecinos de la región subsahariana como Etiopía- que han optado por liberar a presos para descongestionar las cárceles.

Sudáfrica, con 8.232 casos y 161 fallecidos, es el país de África más afectado por la epidemia de COVID-19. En esas cifras, según datos oficiales, figuran al menos 2 fallecidos que eran prisioneros y 172 contagiados que eran o encarcelados o trabajadores de centros penitenciarios.

Para tratar de prevenir un aumento explosivo de los casos, Sudáfrica ordenó de forma temprana estrictas medidas de confinamiento y puso en práctica una estrategia de salir a hacer test y chequeos de síntomas masivos entre la población.

De acuerdo a los cálculos del jefe de la respuesta sanitaria de esta nación austral, el profesor Salim Abdool Karim, Sudáfrica vivirá los máximos de la curva epidémica de la COVID-19 en algún punto entre finales de julio y principios de septiembre.

El continente africano, por su parte, suma ya en total algo más de 54.000 casos y 2.000 fallecidos.