Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:37

Sube a 28 la cifra de muertos en una operación policial en una favela de Río

La Policía Civil de Río actualizó el balance de víctimas y sumó tres nuevos fallecidos, sin dar más detalles al respecto, según confirmaron fuentes de la corporación.

Habitantes de una favela observan a miembros de la Policía que realizan un operativo policial. EFE
Habitantes de una favela observan a miembros de la Policía que realizan un operativo policial. EFE
Sube a 28 la cifra de muertos en una operación policial en una favela de Río

El número de muertos en un operativo policial que tuvo lugar el jueves en una favela de Río de Janeiro aumentó de 25 a 28, según informó este viernes la Policía, en medio de las denuncias de supuestas "ejecuciones" cometidas por los agentes durante la acción.

La Policía Civil de Río actualizó el balance de víctimas y sumó tres nuevos fallecidos, sin dar más detalles al respecto, según confirmaron fuentes de la corporación.

El operativo, desplegado al parecer para combatir el reclutamiento de menores por parte de una banda de traficantes, terminó convirtiéndose en la "mayor masacre" policial en la historia de Río de Janeiro, según asociaciones de Derechos Humanos.

La acción ocurrió en la favela de Jacarezinho, en la zona norte de la capital fluminense, y acabó con la muerte de 27 presuntos criminales y un uniformado.

Según la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Brasil (OAB, por sus siglas en inglés), diez de las víctimas mortales tenían entre 18 y 30 años de edad.

Este viernes, el juez Luiz Edson Fachin, de la Corte Suprema de Brasil, calificó como "graves" las denuncias de abusos en torno a la operación y afirmó haber visto indicios de "ejecuciones arbitrarias" en vídeos que analizó.

Los hechos "parecen graves" y "hay indicios de actos que, en tesis, podrían configurar ejecución arbitraria", afirmó el magistrado en una petición enviada al Ministerio Publico para que constate la veracidad de esos supuestos abusos de poder.

La violenta operación, condenada por organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW), contó con la participación de unos 200 agentes y duró alrededor de nueve horas.

La Policía Civil negó todas las acusaciones de abusos y afirmó que actuó de forma planificada y bajo la supervisión de la Fiscalía.

El gobernador de Río, Claudio Castro, dijo, por su parte, que la acción fue fruto de un "largo y detallado trabajo de inteligencia" que se prolongó durante "diez meses".

Sin embargo, según relatos de vecinos y vídeos publicados en las redes sociales, durante la operación los agentes invadieron domicilios sin autorización judicial, le dispararon a personas rendidas y confiscaron los celulares de los testigos.

Durante todo este viernes ha habido manifestaciones de los vecinos de la favela de Jacarezinho para pedir justicia y protestar contra lo que calificaron de "masacre" y "genocidio" contra la población negra.

Solo en el primer trimestre de este año 453 personas han muerto a manos de uniformados, según los datos oficiales del Gobierno de Río.