Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 13 de octubre de 2019
  • Actualizado 18:57

Secuestran más de 40 bolsas de ropa que venían de Bolivia

Secuestran más de 40 bolsas de ropa que venían de Bolivia


Una importante carga con mercadería ilegal, que ingresaba por la Ruta 9 fue decomisada por efectivos de la Patrulla de Caminos, quienes realizaban un control vehicular en la localidad de San Marcos.

Según revelaron las fuentes policiales consultadas, dicho procedimiento se llevó a cabo pasadas las 9.30, cuando los efectivos -dependientes de la Dirección General de Seguridad Vial- hicieron detener la marcha al conductor de una traffic Renault tipo furgón.

El chofer acató la orden de los uniformados y se detuvo sobre la banquina. Allí inspeccionaron el vehículo y le solicitaron que presente la documentación del rodado. Al requisar el vehículo advirtieron la presencia de los cuantiosos bultos, por lo que de inmediato se solicitó también los papeles de la mercadería que llevaba.

Inmediatamente, el conductor del vehículo -de apellido Chávez, oriundo de la ciudad de Las Termas de Río Hondo, quien además iba en compañía de un menor- comentó a los uniformados que llevaba 40 bultos de ropa, pero que no tenía ningún tipo de documentación.

De Bolivia a Buenos Aires

En su relato, el hombre manifestó que esta mercadería la había retirado de la terminal de Tucumán para ser transportada hacia la provincia de Bs. As. Según las averiguaciones de los uniformados, los paquetes procedían del país vecino de Bolivia.

Al no contar con la documentación correspondiente que justificara su origen, los uniformados se comunicaron con el abogado de Aduana de la ciudad de La Banda, Dr. Urueña, quien ordenó que se retuviera la carga hasta tanto arribe el personal de Gendarmería.

Cuando los efectivos nacionales llegaron al lugar procedieron a secuestrar toda la mercadería, mientras que los ocupantes del rodado una vez identificados continuaron su marcha, ya que la traffic no presentaba ningún tipo de impedimento para circular. Los bienes sustraídos quedaron a disposición del juez federal de turno, Dr. Guillermo Molinari, en el depósito de la Aduana.

TOMADO DE EL LIBERAL