Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 19:05

SeaWorld aumenta su capacidad para cuidar manatíes ante la ola de muertes

Fotografía cedida por el Servicio de Vida Salvaje y Pesca de Estados Unidos (USFWS) donde aparece un manatí (Trichechus manatus latirostris). EFE
Fotografía cedida por el Servicio de Vida Salvaje y Pesca de Estados Unidos (USFWS) donde aparece un manatí (Trichechus manatus latirostris). EFE
SeaWorld aumenta su capacidad para cuidar manatíes ante la ola de muertes
La empresa de parques temáticos SeaWorld anunció este viernes que ampliará su capacidad para cuidar manatíes ante la ola de muerte de estos mamíferos debido a la falta de alimento y la mala calidad de las aguas de Florida.

SeaWorld indicó que construirán 5 nuevas "piscinas de emergencia" en su Centro de Rescate y Rehabilitación en Orlando (Florida) para poder atender a otros 20 manatíes que "necesiten cuidados críticos", indicó la firma en Twitter.

La empresa señaló que tomaron esta medida al ver que los manatíes siguen experimentando altas tasas de "eventos inusuales de mortalidad", que se suman a las bajas temperaturas que registró el estado la pasada semana y que afectan especialmente a estos animales acostumbrados a aguas más cálidas.

Por estos dos motivos, SeaWorld estima que debe haber más manatíes "necesitados de ayuda".

Según un informe preliminar de la Comisión de Pesca y Fauna Silvestre de Florida (FWC), 1.101 de esos animales marinos murieron en este estado en el año 2021, una cifra récord que casi duplica a la de 2020 y enciende las alarmas en torno al futuro de la especie.

La destrucción de las praderas marinas por la contaminación causada por actividades humanas es la principal causa de que estén muriendo cada vez en números más altos por inanición, según organizaciones de defensa de los animales.

Tres de esas organizaciones han demandado al Servicio de Vida Salvaje y Pesca (FWS) de EE.UU. por no actuar para proteger el hábitat de los manatíes y frenar la destrucción de las praderas marinas de Florida que son su fuente principal de alimentación.