Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:14

Rusia ha registrado la primera vacuna contra la COVID-19 en el mundo; OMS mira con cautela

La vacuna rusa, anunciada hoy por el presidente ruso Vladímir Putin en una reunión con el Gabinete de Ministros, no figuraba entre las seis que según señaló la OMS la semana pasada estaban más avanzadas.

Una foto de un folleto publicada por el Ministerio de Salud de Rusia (Minzdrav) muestra contenedores con una vacuna recién registrada contra el coronavirus por el Centro Ruso de Investigación y Científica de Epidemiología y Microbiología, que lleva el nombre de Gamaleya, en Moscú, Rusia.
Una foto de un folleto publicada por el Ministerio de Salud de Rusia (Minzdrav) muestra contenedores con una vacuna recién registrada contra el coronavirus por el Centro Ruso de Investigación y Científica de Epidemiología y Microbiología, que lleva el nombre de Gamaleya, en Moscú, Rusia.
Rusia ha registrado la primera vacuna contra la COVID-19 en el mundo; OMS mira con cautela

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció este martes que su país ha logrado ser el primero en el mundo en registrar una vacuna contra el nuevo coronavirus.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia de que Rusia ha registrado la primera vacuna del mundo contra la COVID-19, señalando que ésta, como el resto, deberán seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

"Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad", señaló en rueda de prensa el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic, quien añadió que la organización está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas.

Putin insistió esta mañana que se ha registrado, por primera vez en el mundo, una vacuna contra el nuevo coronavirus”.

Según el mandatario, la vacuna rusa es "eficaz", ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una "inmunidad estable" ante la COVID-19.

El jefe del Kremlin agregó que una de sus hijas ya se ha vacunado con el preparado ruso y ahora se siente "bien".

"Espero que en breve podamos comenzar a producir en masa este remedio", señaló el presidente ruso durante la reunión.

Al mismo tiempo, agregó que la vacunación será voluntaria, para que "lo hagan los que así lo desean".

Putin confió en que los países extranjeros también podrán desarrollar próximamente sus vacunas contra la COVID-19.

"Espero que nuestros colegas en el extranjero también seguirán su labor y en el mercado de los fármacos y vacunas habrá más remedios que se puedan utilizar", afirmó.

La vacuna rusa, anunciada hoy por el presidente ruso Vladímir Putin en una reunión con el Gabinete de Ministros, no figuraba entre las seis que según señaló la OMS la semana pasada estaban más avanzadas.

El organismo con sede en Ginebra citó entre esas seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y la británica desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.