Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de abril de 2020
  • Actualizado 16:31

Rusia no aplazará el retorno de la tripulación de la EEI por el coronavirus

Christopher Cassid y Anatoly Ivanishin. EFE
Christopher Cassid y Anatoly Ivanishin. EFE
Rusia no aplazará el retorno de la tripulación de la EEI por el coronavirus

 La agencia espacial rusa, Roscosmos, no aplazará el retorno de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) a la Tierra el mes próximo por la amenaza de la pandemia del nuevo coronavirus.

"Roscosmos no considera necesario posponer el retorno de la tripulación de la expedición 62 a la Tierra", declaró en conversación telefónica a Efe un portavoz de la corporación espacial rusa.

Kazajistán ha impuesto una serie de restricciones vinculadas a la cuarentena para frenar la propagación del COVID-19 y habitualmente la mayoría de los aterrizajes de naves espaciales rusas se realizan en el cosmódromo de Baikonur, en la estepa kazaja.

"Roscosmos dialoga con los colegas kazajos y estudia variantes para solucionar estos problemas", dijo la fuente.

La vuelta de la tripulación 62 de la EEI a la Tierra está prevista para el próximo 17 de abril.

El aterrizaje de la nave espacial debe ser asistido por especialistas rusos, algo que podría verse obstaculizado por las medidas aplicadas tanto por Kazajistán como por la propia Rusia en medio de una pandemia.

En la actualidad en la EEI se encuentran el cosmonauta ruso Oleg Skrípochka y los astronautas de la agencia espacial estadounidennse, NASA, Andrew Morgan y Jessica Meir.

Está previsto además que el próximo 9 de abril vuele a la EEI la próxima expedición, compuesta por los cosmonautoas Anatoli Invanishin e Iván Vagner y el astronauta de la NASA Chrisr Cassidy, tras lo cual los actuales inquilinos de la estación orbital retornarán a la Tierra.

El Centro de Preparación de Cosmonautas (CPC) aplica estrictas medidas preventivas para proteger del coronavirus a la tripulación que viajará a la EEI a bordo de la Soyuz MS-17.

Los cosmonautas han tenido que renunciar a algunas tradiciones previas al lanzamiento de las Soyuz debido a las medidas de contención del coronavirus.