Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 11 de agosto de 2020
  • Actualizado 21:37

El Reino Unido suma otras 154 muertes por COVID-19 y alcanza 43.081

Una persona circula en las calles del Reino Unido. ARCHIVO
Una persona circula en las calles del Reino Unido. ARCHIVO
El Reino Unido suma otras 154 muertes por COVID-19 y alcanza 43.081

El número de muertes confirmadas por test de COVID-19 en el Reino Unido se eleva ya a 43.081, tras sumar 154 más en las últimas veinticuatro horas, según datos divulgados este miércoles por el Ministerio británico de Sanidad.

Hasta la fecha, el Reino Unido ha registrado 306.862 casos positivos de contagio por el coronavirus SARS-CoV-2, 653 en la última jornada, de acuerdo con la misma fuente.

El Ministerio advirtió de que la cifra total de test efectuados hasta la fecha ha sido "temporalmente" congelada para asegurar que se obtienen "informes consistentes" en todos los métodos de pruebas.

La autoridad sanitaria ha tomado esa medida coincidiendo con las críticas vertidas contra el primer ministro, el conservador Boris Johnson, por su gestión del plan de desescalada, que permitirá la reapertura del sector hostelero en Inglaterra.

Durante una sesión en la Cámara de los Comunes, la oposición puso hoy en duda la eficacia del sistema para identificar los casos positivos de coronavirus y rastrear los posibles contagios, y criticó el fracaso del Gobierno en la puesta en marcha de medidas prevención.

En este sentido, Johnson defendió el "éxito de la operación Test and Trace", el sistema de pruebas y rastreos de contagios que lleva a cabo el sistema nacional de salud británico, y que, junto al lanzamiento de una aplicación móvil, forma parte de la estrategia para mantener a raya el virus mientras se termina el confinamiento.

El Gobierno se comprometió a tener la aplicación a pleno rendimiento para el mes de junio, pero los fallos técnicos y la poca confianza que suscitaba ante la población, que dudaba del respeto a su privacidad, le ha llevado a desecharla y optar por el sistema desarrollado por Google y Apple, lo que implica que no estará lista hasta el invierno.