Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 15:40

Reino Unido prueba un parche cutáneo como vacuna anticovid

El biológico trabaja con células T, que "eliminan rápidamente las que fueron infectadas por el virus", según la información de portales internacionales. Prevén iniciar los ensayos a principios del próximo año.
Imagen del parche que inocula el componente. Foto: Latch Medical
Imagen del parche que inocula el componente. Foto: Latch Medical
Reino Unido prueba un parche cutáneo como vacuna anticovid

Más allá de que fueron aplicadas 7.160 millones de dosis de ocho vacunas autorizadas en todo el mundo, la carrera contra la COVID-19 prosigue y, a su vez, la búsqueda de la generación de nuevos inoculantes para la lucha contra la pandemia. 

En este sentido, la segunda generación de vacunas presenta una propuesta diferente. "Esta semana una empresa con sede en Oxfordshire, Reino Unido, anunció que comenzará en breve la Fase I del ensayo clínico de una vacuna de segunda generación contra el COVID-19 que se administra a través de un parche cutáneo y que usa células T para matar células infectadas", reportó Infobae.

De acuerdo con las explicaciones y proyecciones de este biológico, el mismo "podría ofrecer una inmunidad más duradera que los inoculantes actuales" porque con la función descrita de las células T de actuar rápidamente después de la infección, lograría un importante cometido: evitar la replicación viral y la enfermedad.

"Mientras que los anticuerpos producidos por las vacunas actuales contra el coronavirus se adhieren al virus y evitan que infecte las células, las células T de la candidata vacunal encuentran y destruyen las células infectadas. Vacunas como la de las empresas Pfizer/BioNTech o la de AstraZeneca también producen una respuesta de células T, pero en menor medida", reflejó el quinto párrafo del artículo de Infobae.

POSIBLE DURACIÓN E INMUNIDAD

La vacuna se administrará a través de un parche cutáneo que contiene microagujas que liberan la inyección en segundos. Puede durar hasta tres meses a temperatura ambiente, a diferencia de otros inmunógenos que deben almacenarse en el congelador o el refrigerador.

Las vacunas de la primera generación provocan principalmente una respuesta de anticuerpos que disminuye con el tiempo, lo que significa que las personas necesitan inyecciones de refuerzo para mantener la protección contra el virus. "En cambio, la vacuna de Emergex funciona de manera diferente, al matar las células infectadas rápidamente. Esto significa que podría ofrecer una inmunidad más duradera, posiblemente durante décadas, y también podría ser mejor para combatir las mutaciones del virus", sostuvo Robin Cohen, director comercial de la empresa.

INICIO DE PRUEBAS Y ANÁLISIS

La empresa que iniciará la Fase I, Emergex, recibió luz verde de la autoridad regulatoria de medicamentos y vacunas de Suiza. Hará el ensayo en humanos en Lausana en los que participarán 26 personas que recibirán una dosis alta y baja de su vacuna experimental a partir del 3 de enero. Se esperan los resultados provisionales del ensayo para junio.

Según lo explicado por la empresa, la vacuna tendrá muchos beneficios para aquellos en quienes sea aplicada la misma.

Sin embargo, habrá que esperar los resultados que demuestren los beneficios de la vacuna por el parche cutáneo. Danny Altamann, profesor de inmunología en el Imperial College de Londres, manifestó sus dudas sobre una vacuna de células T "pudiera hacer el trabajo por sí sola”. Sugirió que ese tipo de vacuna podría desempeñar un papel complementario, en un enfoque de combinación de diferentes vacunas para las distintas dosis.