Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:44

Protestas en Argentina piden declarar la emergencia alimentaria por la crisis

Protestas en Argentina piden declarar la emergencia alimentaria por la crisis

Ante esta situación las protestas sociales han proliferado, reiterando durante varias semanas el reclamo de una situación de emergencia alimentaria, y en esta ocasión los protestantes tienen la intención de permanecer en la calle hasta recibir una audiencia. 


"Si no hay respuesta, nos vamos a quedar a dormir y nos vamos a quedar varios días", manifestó Belliboni. 

Otra de las medidas que plantean si no obtienen lo que demandan es un paro de 36 horas, para lo que necesitarían que los principales sindicatos del país los apoyen y realicen la convocatoria.

"Estamos llamando a que las centrales obreras convoquen un paro, son ellas las responsables de que los trabajadores no puedan responder por sus intereses, por sus reivindicaciones, cuando tenemos a los capitalistas defendiendo sus intereses, vendiendo dólares, fugando los capitales y los trabajadores maniatados", subrayó.

Una de las mayores agrupaciones sindicales, la Confederación General del Trabajo, se unió al reclamo y publicó un comunicado solicitando la "urgente declaración de emergencia alimentaria y nutricional", al igual que hicieron en las últimas semanas la Iglesia y el candidato opositor a la Presidencia Roberto Lavagna. 

Desde el Ministerio de Desarrollo Social aseguraron a Efe que la marcha supone una "extorsión para pedir planes sociales" y que descartan concederles una audiencia, además sostienen que la ley de emergencia alimentaria ya está vigente en el país.

"La emergencia alimentaria está declarada en la Ley de Emergencia Social de 2016", destacó un portavoz del Ministerio.

La Ley de Emergencia Pública, aprobada en diciembre de 2016, establece en su segundo artículo la defensa de "los derechos de los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en la economía popular, en todo el territorio nacional, con miras a garantizarles alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, cobertura médica, transporte y esparcimiento, vacaciones y protección provisional".

La jornada de protestas tuvo otros focos de acción, como el edificio del Banco Central, donde un grupo de cuatro personas se encadenó en la entrada principal y solicitó una audiencia con el presidente de la entidad, Guido Sandleris, y la renuncia de Mauricio Macri y todo su Gobierno.