Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:19

COYUNTURA CHILENA

El proceso constituyente chileno recibe 1.300 propuestas populares para la nueva carta magna

En un comunicado, la Subsecretaría de Participación Ciudadana del proceso constituyente informó que la mayoría de las IPN están dirigidas a nutrir el capítulo de los derechos fundamentales, con los derechos educativos liderando las solicitudes.
 
El presidente Gabriel Boric (c), participa en la sesión de instalación del Consejo Constitucional, en una fotografía de archivo./ EFE
El presidente Gabriel Boric (c), participa en la sesión de instalación del Consejo Constitucional, en una fotografía de archivo./ EFE
El proceso constituyente chileno recibe 1.300 propuestas populares para la nueva carta magna
El proceso constituyente chileno recibió 1.292 iniciativas populares de norma (IPN) que se abrirán ahora a votación abierta de la ciudadanía en una carrera para lograr las 10.000 firmas necesarias que cada propuesta requiere para ser debatida en el Consejo Constitucional, encargado de redactar la propuesta de nueva carta magna.

"Invitamos a toda la ciudadanía a que tengan una amplia participación en las próximas dos semanas, porque esta es la gran oportunidad de incidencia que tiene la ciudadanía para formar parte de este proceso", expresó este viernes el encargado de las Audiencias Públicas de la Secretaría de Participación Ciudadana del proceso, Rodrigo Gil.

En un comunicado, la Subsecretaría de Participación Ciudadana del proceso constituyente informó que la mayoría de las IPN están dirigidas a nutrir el capítulo de los derechos fundamentales, con los derechos educativos liderando las solicitudes.

Hasta el 7 de julio, los ciudadanos podrán votar digitalmente las 10 iniciativas de norma que más les atraigan, que proponen suprimir, modificar o introducir adiciones a los artículos del anteproyecto constitucional, redactado previamente por una comisión experta.

Otro mecanismo de participación ciudadana abierto a la ciudadanía son las audiencias públicas, a través de las cuales agrupaciones de la sociedad civil o personas individuales podrán presentar sus puntos de vista sobre el borrador ante los consejeros constituyentes. De las 1.841 solicitudes recibidas de distintos actores, 200 serán escuchados ante las cuatro comisiones del Consejo Constitucional.

"Se han recibido más audiencias públicas que en los ocho meses que duró el primer proceso constitucional", valoró la encargada de gestionar esas audiencias, Claudia Heiss.

Tanto las audiencias como las IPN fueron implementadas por primera vez en el primer intento de cambio constitucional que fracasó en septiembre, después de que el 62 % de los ciudadanos rechazaran en un plebiscito una propuesta de marcado carácter progresista.

El 70 % de las personas que inscribieron iniciativas populares de norma son hombres, y también el 70 % tienen estudios universitarios; mientras que en las audiencias públicas, el 58 % de las solicitudes fueron de hombres, y el 75 % tiene educación superior.

El proceso constitucional chileno actual es el segundo intento en tres años por redactar una nueva Ley Fundamental. El nuevo recorrido empezó con la labor de los expertos, que durante tres meses redactaron un primer borrador de texto constitucional sobre el cual ahora trabaja el Consejo Constituyente electo el pasado 28 de mayo en las urnas.

La ultraderecha, con 22 de los 50 consejeros, es la primera fuerza política en el órgano y tiene poder de veto sobre cualquier propuesta para el contenido de la nueva Ley Fundamental, que se llevará a plebiscito el próximo 17 de diciembre.