Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:43

Primeras condenas de cárcel en Marruecos por violar el confinamiento

Primeras condenas de cárcel en Marruecos por violar el confinamiento
Los Tribunales marroquíes han comenzado a emitir las primeras condenas de prisión por violaciones del confinamiento domiciliario, que está vigente en todo el país desde hace una semana como medida de contención contra el coronavirus.

La última sentencia, según medios locales, fue pronunciada hoy por el Tribunal de Primera Instancia de Ouezzane, al noreste de Rabat, que condenó a un hombre a cuatro meses de prisión y a una multa de 1.000 dirham (92 euros) por violar el estado de emergencia sanitario y desobedecer a las autoridades.

El "estado de emergencia sanitaria", vigente desde el viernes 20, entró oficialmente en vigor con un decreto ley aprobado el martes pasado, y durará hasta el próximo 20 de abril.

Esa ley establece sanciones de entre uno y de tres meses de prisión y una multa que puede llegar a hasta 1.300 dirham (120 euros), aunque estos delitos -como ha sucedido en los últimos casos- pueden verse agravados por otras circunstancias.

El primer caso juzgado con esta ley fue el de un joven en la localidad de Kenitra, al norte de Rabat, que fue condenado el pasado miércoles por el Tribunal de Primera Instancia de la ciudad a seis meses de cárcel y a 500 dirhams (46 euros) de multa.

Ese mismo día, el Tribunal de Primera Instancia de Tánger pronunció una sentencia de tres meses de prisión firme contra un hombre de 83 años de edad por violar la ley del confinamiento al abandonar su domiciliario sin autorización.

La nueva ley establece una autorización de movilidad que se expende para ir a trabajar de las escasas oficinas abiertas, proveerse de productos de primera necesidad en el perímetro del domicilio y para recibir cuidados médicos o para comprar medicamentos.

Sentencias similares fueron pronunciadas por los tribunales de primera instancia en ciudades como Tetuán, Imin Tanout, Youssoufia o Azilal, a lo largo y ancho de toda la geografía marroquí.

La policía marroquí ha practicado entre los pasados viernes y martes 224 detenciones de personas que violaron ese confinamiento domiciliario y se encontraban en la calle sin razón justificada.