Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 15:24

Piden proteger un parque en Paraguay que acoge al jaguar y otras especies

Sobre parque en Paraguay. EFE
Sobre parque en Paraguay. EFE
Piden proteger un parque en Paraguay que acoge al jaguar y otras especies
Cerca de 80 organizaciones y empresas pidieron este martes que se proteja el Parque Nacional Médanos del Chaco, hogar de especies en vía de extinción como el jaguar o jaguareté, cuando en el Congreso de Paraguay se discute un proyecto de ley que busca restituir las actividades de prospección y explotación de hidrocarburos en esa zona.

En coincidencia con el Día Internacional del jaguareté, se dio a conocer la campaña "Los Médanos no se tocan", que pretende frenar la aprobación de una propuesta legislativa para modificar dos artículos de la ley que declara como área silvestre protegida bajo dominio público al Parque Nacional Médanos del Chaco.

La norma, que data de 2016, amplió de 457.479 a 605.075 hectáreas la extensión del parque, lo que vedó la exploración y explotación de hidrocarburos en esa área.

"Ahora están reclamando que esa área que fue aumentada se pueda utilizar para prospección de hidrocarburos", explicó a EFE la directora de WWF en Paraguay, Lucy Aquino.

"La prospección -alertó- no son solamente los grandes agujeros que se hacen en el suelo, sino que también incluye una gran infraestructura".

En ese contexto, indicó que el parque alberga "especies únicas", entre ellas el jaguar -emblema de la campaña-, el guanaco (un camélido que habita en la frontera entre Paraguay y Bolivia) y el pichiciego, como se conoce a un armadillo pequeño casi albino que vive en huecos y pozos que cava en los arenales

El parque, que es territorio ancestral de familias del pueblo ayoreo en aislamiento, está dentro de la reserva de la biósfera del Chaco.

Este espacio abarca seis núcleos de conservación, como es el caso del Parque Nacional Médanos del Chaco, cuya biodiversidad, sistema y vegetación son consideradas únicas.

Aquino afirmó que la campaña aspira a que esos seis núcleos "se queden intactos".

"El resto sí se podría desarrollar", sostuvo Aquino, quien aclaró que esta iniciativa no está en contra del desarrollo sino que busca "se protejan aquellas áreas que ya fueron declaradas parques nacionales o monumentos naturales".

Sobre el jaguar, relató que es un felino que habita entre el sur de México y el norte de Argentina.

Para su preservación, se ha puesto en marcha un programa de corredores de biodiversidad para conectar los espacios por los que se distribuye esta especie.

En lo que respecta a Paraguay, admitió que es difícil cuantificar su población.

En todo caso, indicó que en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú y la de Morombí, ubicadas en la región oriental del país, se calcula existen entre 10 y 15 individuos.

"Es una población muy pequeña, que no sabemos si va a poder sobrevivir, porque necesita de animales para su alimento y también se están reduciendo mucho las poblaciones de animales silvestres, que son alimento de los jaguaretés", advirtió.