Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Perú recuerda a Repsol que debe indemnizar a todos los afectados

La empresa afirmó que a la fecha, pasados cuatro meses del derrame, se abonaron más de 29 millones de soles (7,8 millones de dólares) a las familias damnificadas.
Un grupo de trabajadores realiza tareas de limpieza en uno de los sectores afectados. EFE
Un grupo de trabajadores realiza tareas de limpieza en uno de los sectores afectados. EFE
Perú recuerda a Repsol que debe indemnizar a todos los afectados

El presidente de Perú, Pedro Castillo, insistió ayer en la responsabilidad de la empresa española Repsol de compensar "como corresponde a todas las familias afectadas" por el derrame de petróleo ocurrido el pasado 15 de enero en una refinería operada por la compañía al norte de Lima. 

"Sobre el derrame de petróleo en el mar de Ventanilla, el Ministerio del Ambiente tiene instrucciones precisas para supervisar la limpieza del ecosistema y que la empresa Repsol indemnice, como corresponde, a todas las familias afectadas", declaró el mandatario durante la ceremonia de entrega de unos premios ambientales.

En esa línea, y como respuesta al vertido de más de 10.000 barriles de crudo en la refinería La Pampilla, que opera Repsol a unos 20 kilómetros al norte de Lima, la compañía firmó un acuerdo con el Gobierno peruano para entregar un anticipo de la indemnización final al padrón de las personas impactadas por este accidente, calificado por la ONU "como el peor desastre ecológico en la historia del país". 

A la fecha, pasados cuatro meses del derrame, se abonaron más de 29 millones de soles (7,8 millones de dólares) a familias afectadas, según informó el pasado sábado la empresa a través de un comunicado, en el que detalló que el importe global entre ayudas económicas y labores de limpieza ascendía a 150 millones de dólares. 

Por eso, Repsol calificó de "infundada, improcedente e incongruente" la demanda por 4.500 millones de dólares que anunció la semana pasada el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) por los daños causados por el derrame de crudo. 

Durante su discurso en la entrega de premios, el presidente Castillo insistió en la necesidad de construir "un país más comprometido con su propio ambiente y naturaleza" para afrontar "un desafío tan urgente como es el cambio climático y el calentamiento global".

"No perdamos el tiempo en discusiones estériles, sino más bien empecemos a meditar, a trabajar, porque creemos importante el cuidado del medioambiente", señaló. 

El mandatario aseguró que su gestión viene realizando "múltiples acciones para preservar el medio ambiente" y que "no habrá un paso atrás en esta tarea".