Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 10:18

Perú adelanta a Alemania y ya es el noveno país con más casos de coronavirus

Fotografía de una trabajadora sexual luego de recoger una ración de la olla común solidaria de la Asociación Miluska en Lima (Perú).
Fotografía de una trabajadora sexual luego de recoger una ración de la olla común solidaria de la Asociación Miluska en Lima (Perú).
Perú adelanta a Alemania y ya es el noveno país con más casos de coronavirus

Perú pasó ayer a ser el noveno país del mundo con más casos confirmados de COVID-19 al superar a Alemania tras acumular 187.400 contagiados, de los que 5.162 han fallecido, y está muy próximo de alcanzar a Francia, que tiene 190.180 enfermos, según datos oficiales.

El constante incremento de infectados, con no menos de 4.000 diarios en las últimas semanas, ha llevado a Perú a consolidarse como el segundo país con más contagiados de Latinoamérica, solo por detrás de Brasil, y a situarse desde la pasada semana entre los diez primeros a nivel global.

Esto gracias a ser con diferencia el primer país de América Latina en número de pruebas realizadas por cada millón de habitantes, al acumular 1.15 millones entre rápidas (998.285) y moleculares (156.183).

El último boletín ofrecido por el Ministerio de Salud reveló 4.202 nuevos contagios entre las 18.637 pruebas que se procesaron durante el jueves, lo que dio una tasa de positivos del 22.5%.

Los fallecidos se elevaron a 5.162 con 131 decesos en el último día, una cifra que ha mantenido constante durante las últimas jornadas.

Entre los infectados hay 9.198 hospitalizados, de ellos 1.041 conectados a respiradores artificiales en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), el número más alto desde el inicio de la pandemia.

La cifra de recuperados llegó a casi 80.000, con cerca de 3.000 altas médicas entre los contagiados que han logrado vencer al virus SARS-CoV-2 tanto en sus domicilios como en los hospitales.

DESATENCIÓN A INDÍGENAS En esta jornada el presidente de Perú, Martín Vizcarra, viajó a la amazónica región de Madre de Dios, en el sur del país, donde visitó la comunidad indígena de El Pilar, cuyos nativos se hicieron conocidos al inicio de la pandemia por haberse hecho rudimentarias mascarillas con hojas de palmera.

Allí, Vizcarra reconoció que su Gobierno no había atendido a tiempo a los pueblos indígenas para prevenirlos y tratarlos del coronavirus, que ha causado un número todavía indeterminado de nativos contagiados y fallecidos, pues el Ministerio de Salud aún no incluye la variable étnica en sus registros oficiales.

"Estamos haciendo todos los esfuerzos adicionales que tenemos que hacer para llegar a las comunidades indígenas más alejadas con el Estado porque ustedes son tan peruanos como nosotros, así que tenemos que aprender, en función de los errores del pasado y no volverlos a cometer", aseveró el mandatario.

El Ejecutivo peruano no elaboró un plan para la COVID-19 en comunidades indígenas hasta dos meses y medio después de que se decretase el confinamiento, mediante un documento que contenía repeticiones sobre políticas generales ya establecidas, como denunciaron las organizaciones indígenas.