Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:25

La pandemia subraya los problemas por los que protestaban los chilenos

La pandemia subraya los problemas por los que protestaban los chilenos

A más de cuatro meses del primer caso de coronavirus en Chile, la pandemia ha dejado en evidencia algunos problemas estructurales del país: bajos sueldos y pensiones, altos niveles de endeudamiento, costo de la vida y desigualdad en los ingresos, todos ellos denunciados por los ciudadanos en el llamado "estallido social" que inició en octubre de 2019.

Chile, el país más rico de América del Sur y miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es sindicado por esa misma organización como uno de los tres países latinoamericanos más desiguales, con el 50% de los trabajadores ganando 400.000 pesos chilenos (unos 500 dólares) o menos al mes y con el 75.4% de los hogares endeudados.

Esta situación de "hogares chilenos que trabajaban y no podían llegar a fin de mes con el fruto de su trabajo", de "sectores medios precarizados, altamente endeudados y morosos", empeoró con la pandemia, dijo a EFE economista Marco Kremerman, de la Fundación Sol, centro de investigación dedicado a analizar temas relacionados al trabajo en Chile.

"Lo que tenemos hoy en día es un escenario de sobreprecariedad. Y eso es lo grave", aseguró Kremerman.

Ante la recesión económica que está provocando el coronavirus, que el Banco Central de Chile calcula en -7.5% para este año, esta debilitada clase media corre el riesgo de quedar hundida en la pobreza, que según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) pasará del actual 9.8% al 13.7% en 2020 en el país.

"Sin duda que las consecuencias socio económicas causadas a raíz de la pandemia generada por la COVID-19 han afectado fuertemente y de manera transversal a las familias de nuestro país", reconoció en declaraciones a EFE Alejandra Candia, subsecretaria de Evaluación Social, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social y Familia de Chile.

RESPUESTA DEL GOBIERNO EN FORMA DE AYUDA Poco más de dos semanas después de que se confirmara el primer contagiado por COVID-19 en el país, el Gobierno que preside Sebastián Piñera anunció un plan económico de emergencia de 11.750 millones de dólares para hacer frente a los estragos que empezó a causar la pandemia.

Una de las últimas ayudas está dirigida precisamente a la clase media, considerada la principal protagonista del estallido social ante la precariedad de la sanidad, la privatización de las jubilaciones y el sistema educativo del país, entre otras cosas.

"En una crisis socio económica como esta, donde el empleo y el riesgo sanitario son dos elementos centrales, la clase media se ve muy afectada, por eso es tan necesario complementar la red de protección social y robustecerla para dar un alivio a millones de familias en medio de esta crisis", comentó la subsecretaria Candia.

La ayuda del Gobierno consiste en la entrega de créditos hipotecarios con una tasa de interés de 0%, facilidad de acceso a créditos "blandos", ampliación en la entrega de créditos universitarios y subsidios de arriendo.

Para Kremerman, estas medidas suponen "más endeudamiento para la clase media" y que los "hogares pueden quedar en peores condiciones cuando termine la pandemia".