Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 23:23

OEA pide diálogo bilateral, pero Bolivia y Chile se distancian aún más

OEA pide diálogo bilateral, pero Bolivia y Chile se distancian aún más

El pleno de la Asamblea de la Organización de Estados Americanos invocó la tarde de este lunes el diálogo bilateral y fraterno entre Bolivia y Chile, en un momento en que los cancilleres David Choquehuanca y Alfredo Moreno establecieron mayores distancias para el retorno de las negociaciones sobre la salida al mar.

En una acalorada sesión sobre la demanda marítima, el canciller boliviano demandó a Chile el restablecimiento del diálogo para renegociar el tratado de 1904, mientras que el ministro de Relaciones Exteriores de Chile expresó su disposición a un diálogo útil y factible, pero advirtió que los límites de su país no van a cambiar.

“Bolivia demanda a la república de Chile renegociar el tratado de 1904”, dijo Choquehuanca, quien argumentó que sólo de esa manera se podrá cumplir con las resoluciones de la OEA y se resolverá la demanda marítima.

"La OEA carece de toda competencia para tratar temas bilaterales", dijo el canciller Moreno, quien más tarde dijo que “Chile es un país que tiene establecido sus límites y esa realidad no va a cambiar”.

En un apurado cierre de la sesión, la OEA elogió el tono respetuoso que hubo en el intercambio de palabras entre los cancilleres Choquehuanca y Moreno e invocó que ambos gobiernos vayan al diálogo fraterno. Cada uno de los representantes de los países que intervinieron en la sesión de esta tarde, pidieron que impulsen el diálogo bilateral.

El Ministerio de Relaciones Exteriores trabajó el tema marítimo con vistas a la Asamblea de la OEA para denunciar que Chile incumplió la resolución de 1979.

Choquehuanca denunció que Chile impuso militarmente el Tratado de principios de siglo XX y señaló al país trasandino por incumplir sistemática y unilateralmente el documento firmado el 20 de octubre de 1904. Mientras que Moreno argumentó que su país cumple con el derecho internacional y que las facilidades que otorgan beneficia al comercio internacional.

“Bolivia no cierra ninguna vía de dialogo, pero mantiene abiertos todos los canales que le permite el derecho internacional”, dijo el canciller Choquehuanca, quien criticó al estado chileno porque no se cansa en expresar su voluntad de diálogo, pero no demuestra voluntad política para solucionar el tema marítimo.

Entre ambas posiciones, los delegados de los países miembros de la Organización de Estados Americanos dijeron que comprenden las posiciones de Bolivia como de Chile y, en ese camino, uno a uno fue señalando que el tema marítimo debe ser tratado, resuelto a la brevedad posible en el marco del derecho internacional, pero en el ámbito bilateral.

Ninguno de los representantes diplomáticos reivindicó ni recordó la resolución de la Asamblea de 1979, cuando la OEA expresó que “es de interés hemisférico permanente encontrar una solución equitativa por la cual Bolivia obtenga acceso soberano y útil al Océano Pacífico.

Horas antes de la sesión para tratar el tema marítimo, el presidente Evo Morales dijo que el tratado de 1904, cuya modificación ha sido permanentemente rechazada por los sucesivos gobiernos de Santiago, ha sido cambiado en cuatro oportunidades, siempre a solicitud de Chile. “Por tanto los tratados tampoco son la última palabra y que no nos digan que lo que genera derecho son los tratados. Los tratados son revisables si pensamos en la integración, el desarrollo y la complementariedad", aseveró.

La tendencia
La canciller de Colombia, María Holguín, fue quien empezó a señalar la tendencia que fue confirmándose durante la sesión de la OEA sobre el tema marítimo.

“Consideramos que este un tema que debe ser tratado bilateralmente hasta encontrar soluciones útiles, que se deben respetar los tratados internacionales, sin intervención de terceros”, dijo la canciller colombiana.

El canciller argentino, Héctor Timerman, expresó su solidaridad con ambos países, recordó que los tres países se liberaron del yugo colonial y pidió que ambos países abordan el tema con la mejor actitud.

El gobierno de Estados Unidos, mediante su embajadora en la OEA, reconoció las aspiraciones de Bolivia, pero precisó que el tema debe ser abordado de manera bilateral.

"Mi solidaridad con ambos países, aplaudimos la voluntad de diálogo de ambos países, queremos que se empeñen en dar pasos concretos. Estamos dispuestos a acompañarles en las reuniones que ellos quieran. Les pedimos que den el primer paso", señaló el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.