Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:11

Nueva York quiere que la Policía rinda cuentas por uso excesivo de la fuerza

Una mujer fue detenida y acusada de atropellar y matar a un policía en una autopista de Nueva York, luego de que lo embistiera mientras conducía en estado de ebriedad, cuando el agente investigaba la escena de un accidente de tráfico. EFE
Una mujer fue detenida y acusada de atropellar y matar a un policía en una autopista de Nueva York, luego de que lo embistiera mientras conducía en estado de ebriedad, cuando el agente investigaba la escena de un accidente de tráfico. EFE
Nueva York quiere que la Policía rinda cuentas por uso excesivo de la fuerza
La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, y varios congresistas y senadores estatales presentaron este viernes un proyecto de ley para que la justicia tenga más herramientas para exigir rendición de cuentas a aquellos policías que hagan un uso excesivo de la fuerza.

"Durante demasiado tiempo, los agentes de policía de este país han podido evitar la rendición de cuentas por el uso injustificado de fuerza excesiva y letal. (...) Todo esto es para garantizar que los agentes de policía utilicen métodos no letales para sujetar físicamente a las personas, en lugar de recurrir a usos letales de la fuerza desde el principio", dijo James en una rueda de prensa.

La fiscal, cuya iniciativa ha sido introducida hoy en las cámaras legislativas para ser estudiada por una comisión, insistió en que todo lo incluido en la ley se encuentra en la guía interna de funcionamiento de la propia Policía.

"Lo que tenemos que hacer es trabajar juntos para curar la brecha que existe entre ciertas comunidades y las fuerzas del orden", dijo James, que ha sido muy activa en la defensa de los derechos de las minorías raciales en el país, que proporcionalmente son las que más sufren la violencia policial.

En este sentido, insistió en la importancia de reformar las leyes y de garantizar la justicia "a todos los individuos que sienten que sus vidas no importan", dijo en una clara alusión al movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan).

La fiscal asegura que la ley actual no obliga a los agentes a agotar todas las opciones antes del empleo del uso de la fuerza o de la fuerza letal y que la reforma contemplará este tipo de actuación como un "último recurso".

Asimismo, el proyecto pretende suprimir de la ley actual la posibilidad de emplear la fuerza letal basándose en la creencia razonable de un agente de que una persona cometió un delito en particular.

Además, la propuesta abre la puerta a un mayor control por parte de la Fiscalía de las actuaciones policiales e introduce una escala de sanciones proporcional al daño causado por los agentes.

La reforma policial, a la que se oponen frontalmente los sindicatos de la Policía más influyentes del estado, ha sido una de las principales exigencias del movimiento "Black Lives Matter" y de las miles de protestas que estallaron a finales de mayo del año pasado, tras el asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un policía.

El presidente del sindicato policial Police Benevolent Association, Patrick Lynch, criticó la propuesta de James y aseguró que impide que los agentes sepan cuándo pueden y cuándo no pueden usar la fuerza en una situación determinada.

"La única solución sensata será evitar las confrontaciones en las que la fuerza podría ser necesaria, mientras criminales violentos no dudan en emplear la violencia contra nuestros agentes o nuestras comunidades", dijo Lynch en un breve comunicado difundido por el sindicato, en el que insistió en que si la ley es aprobada "más policías y más ciudadanos neoyorquinos resultarán heridos".