Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:07

HAY MÁS FUERZA EN AMÉRICA LATINA

El mundo se alista para el Día de los Muertos

Se considera una fiesta capaz de rivalizar con Halloween en popularidad. Se celebra en México y en otros países de América Latina.
Clebración del Día de los Muertos en México.         EFE
Clebración del Día de los Muertos en México. EFE
El mundo se alista para el Día de los Muertos

Una fecha esperada alrededor de todo el mundo para honrar a los seres queridos que fallecieron es el Día de los Muertos. A poco más de una semana de celebrar el 2 de noviembre, el mundo entero se prepara para conmemorarlo.

Muchos ya tienen preparado su disfraz y cesta para jugar al “truco o trato”, pero todo depende del lugar en el que se encuentren: hay más maneras de celebrar la “Noche de Brujas” o “El Día de Todos los Santos” y sus equivalentes en otras culturas y tradiciones.

Si bien Halloween, fiesta popularizada por Estados Unidos, tiene sus raíces en las religiones celtas e irlandesas (el “Samhain” en concreto), no es la única fiesta con la que rendir homenaje a los muertos, ni se celebra siempre de la misma manera.

MÉXICO El Día de los Muertos en México tiene lugar el 1 y 2 de noviembre. Normalmente comienza la noche del 31 de octubre cuando se encienden las primeras veladoras para recibir a los muertos "chiquitos", a los niños. El 1 es el día de Todos los Santos.

La noche del 1 al 2, la ofrenda alcanza su máximo esplendor. Se reza y en algunas zonas del país se pasa la noche en los panteones. Es el Día de los Fieles Difuntos. Al terminar la celebración, se degustan todos los platillos y bebidas de la ofrenda.

En el altar se disponen las imágenes de los difuntos de la familia a los que se le dedica esta conmemoración jamás deben faltar, con frutas, pan y comida que le gustaba a los muertos. 

BOLIVIA La celebración de Todos Santos tiene mucho parecido con las maneras de honrar a los muertos en México, aunque predomina en los altares el pan dulce, los dulces coloridos y de azúcar y los banderines de color negro y morado.

Grupos de niños y adolescentes visitan los domicilios la noche del 1 de noviembre para rezar y así ganas las delicias de los altares, al día siguiente se traslada todo el altar hasta los cementerios.

Por distintas influencias la celebración llegó a distintas partes del mundo: "La mascarada" en Colombia, "Gai jatra" en Nepal,   "Obon" en Japón, "Alla dag helgons" en Suecia, "Fed gede" en Haití, "Awru todo"en Nigeria, "Pao por deus" en Portugal, "Teng chien" en China, "Ognissanti" en Italia, "Chuseok" en Corea, "Pchum Ben" en Camboya, "Noche del Diablo y las travesuras" en Inglaterra.