Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 17:06

Mueren 18 soldados en el oeste de Níger en un nuevo ataque de grupos armados

"Los atacantes llegaron durante el día de ayer a bordo de decenas de motos y asaltaron al cuartel militar, que se encuentra en la aldea de Dagney, en la comarca de Anzourou (172 kilómetros al noroeste de Niamey)", dijo la fuente.

Soldados de la brigada 21 del Ejército de Nigeria. EFE
Soldados de la brigada 21 del Ejército de Nigeria. EFE
Mueren 18 soldados en el oeste de Níger en un nuevo ataque de grupos armados

Al menos 18 soldados nigerinos murieron y dos resultaron heridos en un nuevo ataque perpetrado por un grupo de hombres armados contra un cuartel militar en la región de Tillabéry, al noroeste de Niamey y fronteriza con Mali, informó hoy a Efe una fuente de seguridad.

"Los atacantes llegaron durante el día de ayer a bordo de decenas de motos y asaltaron al cuartel militar, que se encuentra en la aldea de Dagney, en la comarca de Anzourou (172 kilómetros al noroeste de Niamey)", dijo la fuente.

Explicó que los soldados que se encontraban en el sitio militar intentaron repeler el ataque, lo que provocó un enfrentamiento que duró varias horas y se saldó también con dos uniformados heridos.

"El drama al que nos enfrentamos aquí en Tillabéry es insoportable. Pasamos más tiempo enterrando muertos que trabajando, por los ataques terroristas que se han reanudado", lamentó Garba Alzouma, un notable local de Anzourou contactado por vía telefónica.

Ayer, murieron más de setenta personas en una nueva emboscada tendida por supuestos yihadistas en Banibango, entre ellas el alcalde de esta localidad de la provincia de Ouallam, situada también en Tillabéri.

Tras esta masacre el Gobierno de Níger decretó desde hoy un duelo nacional de 48 horas.

Hasta el momento, ningún grupo terrorista ha reivindicado estos dos ataques, pero el "modus operandi" de los atacantes se corresponde al del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Las regiones de Tillabéri, Diffa y Tahoua se convirtieron en los últimos meses en escenario de ataques terroristas permanentes, que suelen saldarse con un gran número de muertos militares y civiles.