Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 22:08

Muere el "caso cero", boliviano de 62 años que causó un brote de la variante Delta en Argentina

El "caso cero" fue notificado el 29 de julio y se trata de un boliviano de 62 años, residente en la ciudad de Córdoba, que arribó proveniente de Lima (Perú). Estuvo tres semanas internado en el hospital Rawson.


 

Imagen referencial de personal médico en el área de terapia intensiva COVID del hospital Viedma. DICO SOLÍS
Imagen referencial de personal médico en el área de terapia intensiva COVID del hospital Viedma. DICO SOLÍS
Muere el "caso cero", boliviano de 62 años que causó un brote de la variante Delta en Argentina

El boliviano de 62 años, denominado "caso cero" por transmitir la variante Delta de la COVID-19 a más de 35 personas en Córdoba-Argentina, murió esta jornada, después de haber estado internado en el hospital Rawson por tres semanas.

El fallecimiento se dio por su avanzada complicación en la salud, ya que sufría "insuficiencia respiratoria causada por neumonía bilateral grave", informaron fuentes sanitarias.

El hombre ingresó al Argentina a mediados de julio desde Lima, Perú, y no respetó el aislamiento obligatorio, además de participar de reuniones sociales. Generó un foco de contagios intrafamiliares, donde resultaron contagiadas 35 de las 60 personas que portan o portaron esa variante en la ciudad mencionada.

El Ministerio de Salud de Córdoba informó que en las últimas 24 horas se conoció un nuevo caso de contagio de coronavirus con la variante Delta, con lo que suman 60 los infectados.

El informe oficial indica que el contagio recientemente registrado está vinculado a un contacto estrecho de otra persona que volvió de viaje desde el exterior y que se encuentra realizando el debido aislamiento.

El "caso cero" fue notificado el 29 de julio y se trata de un boliviano de 62 años, residente en la ciudad de Córdoba, que arribó proveniente de Lima (Perú).

De acuerdo con los datos de la causa judicial, promovida por el Gobierno local, el viajero habría violado el aislamiento domiciliario que se le había impuesto y generó un brote intrafamiliar. El hombre habría concurrido a un restaurante con su familia y a centros de compra durante el período en que debía estar aislado.

La Unidad Fiscal de Emergencia (UFES) investiga la causa que tiene como imputadas a otras cuatro personas que, a sabiendas de que el hombre fallecido portaba el virus, compartieron encuentros.

En todos los casos están acusados por violar los artículos 202 y 205 del Código Penal, que establece penas de entre 3 y 15 años de prisión por realizar acciones que propagan la enfermedad viral.

Tras conocerse los primeros contagios a finales del mes pasado, la autoridad sanitaria puso en aislamiento preventivo a 800 personas por ser contactos estrechos, contactos de contactos, y de burbujas escolares vinculadas con el denominado "caso cero" y su entorno.