Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 15 de noviembre de 2019
  • Actualizado 07:18

Misión de ONU viajará a Ecuador para investigar abusos durante las protestas

La misión fue invitada por el Gobierno de Ecuador.
Decenas de personas participan en una marcha de apoyo a las manifestaciones en Ecuador. Foto: EFE
Decenas de personas participan en una marcha de apoyo a las manifestaciones en Ecuador. Foto: EFE
Misión de ONU viajará a Ecuador para investigar abusos durante las protestas
Un equipo de tres expertos de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos viajará a Ecuador del 20 de octubre al 8 de noviembre para investigar presuntas violaciones de derechos humanos cometidas en el país durante las recientes protestas, anunció este viernes ese organismo de la ONU.

La misión, invitada por el Gobierno de Ecuador, "investigará las alegaciones que la oficina ha recibido sobre posibles abusos cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado, pero también por terceras partes", destacó en rueda de prensa en Ginebra la portavoz del organismo Ravina Shamdasani.

Los expertos "se reunirán con funcionarios del Gobierno, líderes indígenas, representantes de la sociedad civil, periodistas y otras partes para conocer de primera mano información sobre las circunstancias de la violencia que se extendió por el país desde el 3 de octubre", añadió.

La portavoz pidió a las autoridades que también conduzcan por su parte investigaciones imparciales y transparentes de las presuntas violaciones de derechos humanos cometidas en 10 días de manifestaciones y disturbios.

Asimismo expresó la preocupación de la oficina que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet por las detenciones de líderes políticos y funcionarios electos en relación con las protestas, por lo que pidió al Gobierno de Lenín Moreno que respete las garantías procesales.

Las protestas en Ecuador contra ajustes económicos del Gobierno ligados a un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional terminaron el pasado domingo 13 de octubre con un saldo de ocho muertos, más de 1.300 heridos y un millar de detenidos, según la Defensoría del Pueblo ecuatoriana.