Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de enero de 2021
  • Actualizado 11:55

Al menos 44 agricultores asesinados en "demencial" ataque en Nigeria

El número de muertos va subiendo y hay muchas víctimas aún no  encontradas.
Los cuerpos de los agricultores fueron colocados en el piso. EFE
Los cuerpos de los agricultores fueron colocados en el piso. EFE
Al menos 44 agricultores asesinados en "demencial" ataque en Nigeria

Al menos 44 agricultores fueron asesinados este sábado por presuntos miembros de Boko Haram mientras cosechaban sus cultivos de arroz cerca de Maiduguri, la capital del estado de Borno, al noreste de Nigeria, confirmaron autoridades locales y testigos.

"Los agricultores fueron atacados en el arrozal de Garin-Kwashebe y, según los informes que nos han llegado desde la tarde, unos 40 de ellos fueron asesinados", dijo por teléfono Hassan Zabarmari, ex presidente de una asociación de agricultores de arroz en el estado de Borno, al medio local Premium Times.

"Pero hemos recibido información contradictoria sobre las cifras de bajas, algunos dijeron que fueron hasta 50 agricultores los que fueron asesinados", añadió Zabarmari.

Según un legislador consultado por el medio hasta ahora han recibido 44 cadáveres, que esperan enterrar mañana.

El incidente ocurrió alrededor de las 11 de la mañana hora local (+1 hora GMT) y, según declararon testigos a este medio nigeriano, los agricultores "fueron acorralados y sumariamente masacrados por los insurgentes armados".

"Condeno el asesinato de nuestros trabajadores campesinos por terroristas en el estado de Borno. Todo el país está herido por estos asesinatos sin sentido. Mis pensamientos están con sus familias en este momento de dolor. Que sus almas descansen en paz", dijo el presidente Muhammadu Buhari.  

El mandatario también describió los asesinatos como "terroristas" y "demenciales", según su portavoz Garba Shehu.  

Boko Haram fue creado en 2002 en la localidad de Maiduguri (noreste de Nigeria) por el líder espiritual Mohameh Yusuf, con el propósito de denunciar el abandono al que las autoridades habían sumido a un marginado y empobrecido norte del país.

En aquel momento, sólo efectuaba ataques contra la policía nigeriana, al representar al Estado, pero desde que Yusuf fue abatido por agentes en 2009 el grupo se radicalizó e inició una sangrienta campaña para imponer un Estado de corte islámico.

Desde entonces, el noreste de Nigeria -y en los últimos años las áreas de Camerún, Chad y Níger fronterizas a su vez con la cuenca del lago Chad- viven bajo una doble amenaza yihadista.

En la última década, Boko Haram y su escisión el Estado Islámico en la provincia de África Occidental (ISWAP) han asesinado a más de 27.000 personas y han desplazado de sus casas a cerca de tres millones, según datos de la ONU.