Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:11

Al menos 163 personas murieron por el terremoto en Indonesia

“La mayoría de los que fallecieron eran niños”, informó el gobernador de Java Occidental, Ridwan Kami.

Dado que muchos edificios se han derrumbado, el número de muertos podría aumentar. INFOBAE
Dado que muchos edificios se han derrumbado, el número de muertos podría aumentar. INFOBAE
Al menos 163 personas murieron por el terremoto en Indonesia

Un sismo de magnitud 5,6 y de poca profundidad derribó edificios y muros el lunes en Java, la populosa isla principal de Indonesia, donde mató al menos a 163 personas e hirió a cientos. La gente corrió a las calles, algunos cubiertos de sangre y polvo blanco, para ponerse a salvo. En la región viven más de 2,5 millones de personas.

“La mayoría de los que fallecieron eran niños”, informó el gobernador de Java Occidental, Ridwan Kami. Muchos eran estudiantes de escuelas públicas que habían terminado sus clases regulares y estaban tomando lecciones extra en escuelas islámicas, señaló. Cianjur, a unas tres horas en auto de la capital, Java, es conocida por tener un gran número de internados islámicos y mezquitas.

Se produjeron muchos incidentes en varias escuelas islámicas”, dijo Kamil.

Kamil dijo que más de 13.000 personas cuyas viviendas habían quedado muy dañadas fueron trasladadas a centros de evacuación.

Trabajadores de emergencias atendían a los heridos en camillas ante los principales hospitales, en terrazas y estacionamientos en la región de Cianjur. Los heridos, incluidos niños, recibieron mascarillas de oxígeno y sondas intravenosas y estaban siendo reanimados.

“Me desmayé. Fue muy fuerte”, dijo Hasan, un trabajador de construcción que, como muchos indonesios, sólo utiliza un nombre. “Vi a mis amigos corriendo para escapar del edificio. Pero era demasiado tarde para salir y fui impactado por un muro”.

Los residentes, algunos con niños que lloraban en brazos, huyeron de viviendas dañadas después de que el sismo se sintió a última hora de la tarde, a una profundidad de 10 kilómetros. El sismo sembró el pánico en la zona metropolitana de Yakarta, donde los rascacielos oscilaron y algunos fueron evacuados.

Socorristas y civiles buscaban a personas que pudieran haber quedado sepultadas entre los restos de casas de ladrillos. El temblor tuvo fuerza suficiente para derribar muros, trozos de concreto y tejas, algunas de las cuales cayeron en dormitorios.

La agencia indonesia de mitigación de desastres (BNPB) todavía situaba el número de muertos en 62 y los rescatistas buscaban a 25 personas que se cree que están atrapadas bajo los escombros. Un portavoz dijo que la búsqueda continuaría durante la noche.

Ridwan dijo a periodistas que, dado que muchos edificios se han derrumbado, el número de muertos podría aumentar.

“Hay residentes atrapados en lugares aislados (…) por lo que suponemos que el número de heridos y muertos aumentará con el tiempo”.

Indonesia se encuentra en el llamado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica, en la que confluyen diferentes placas de la corteza terrestre y que genera un gran número de terremotos y erupciones de volcanes.