Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 18:18

Más países se blindan frente a ómicron y Sudáfrica se siente "castigada"

Al menos 61 pasajeros de dos vuelos procedentes de Sudáfrica han dado positivo en coronavirus después de aterrizar en Ámsterdam
Pasajeros de vuelos internacionales llegan al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) en Nueva York. EFE
Pasajeros de vuelos internacionales llegan al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) en Nueva York. EFE
Más países se blindan frente a ómicron y Sudáfrica se siente "castigada"

Aumenta el número de países que intentan blindarse frente a ómicron, la nueva variante de coronavirus, con la prohibición de vuelos desde las naciones de África austral donde se cree que ya circula, aunque también se incrementan las sospechas de que dicha variante puede haber llegado ya a otras zonas.

Mientras tanto, el Gobierno sudafricano se siente "castigado", ya que considera que las restricciones a los vuelos procedentes de su territorio en el fondo lo que hacen es penalizar su avanzada capacidad para detectar variantes más rápido que otros.

La variante ómicron, que ha llevado a muchos países a suspender los vuelos con África austral, preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el alto número de mutaciones que presenta, pues en apenas dos semanas se han detectado ya una treintena, con casos confirmados no sólo en Sudáfrica sino también en la vecina Botsuana, en Hong Kong o en Bélgica.

Al menos 61 pasajeros de dos vuelos procedentes de Sudáfrica han dado positivo en coronavirus después de aterrizar en Ámsterdam, donde se les sometió a una PCR al llegar a Países Bajos cuando ya entró en vigor la prohibición de vuelos desde países del sur de África, aunque todavía se está estudiando si portan la nueva variante ómicron.

Un equipo sanitario acudió al aeropuerto de Ámsterdam, donde había aterrizado un vuelo procedente de Johannesburgo y otro de Ciudad del Cabo, para someter a sus 600 pasajeros a un test, en aplicación de una restricción neerlandesa del tráfico aéreo procedente del sur de África por temores a la nueva cepa.

Los pasajeros contagiados están aislados en un hotel cercano al aeropuerto, mientras se analiza si lo están con la nueva variante.

Aunque el ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, ha subrayado que la nueva mutación todavía no había sido detectada oficialmente en Países Bajos, sí dijo que, por lo que se sabe de otras variantes, la situación puede cambiar con rapidez y por ello hay que "ralentizar la llegada de esta variante tanto como sea posible".

En Alemania también están alerta: la variante ómicron muy probablemente ha llegado ya al país, según ha informado el ministro de Asuntos Sociales del estado federado de Hesse, Kai Klose, porque han sido detectadas mutaciones características en un viajero procedente del África austral.

"Un viajero procedente de Sudáfrica presentaba anoche varias mutaciones características de ómicron. Existe por lo tanto una sospecha elevada. La persona en cuestión se encuentra en aislamiento domiciliario", precisó el ministro.

MÁS PAÍSES SE BLINDAN

Más países se siguen sumando a la UE y EE.UU. a la hora de restringir viajes procedentes de la zona de África austral donde se cree que circula la nueva variante.

Australia anunció hoy sábado que restringirá la entrada en su territorio a viajeros que hayan visitado en las últimas dos semanas nueve países africanos.

El Ministerio de Salud indicó en un comunicado que la medida, de aplicación inmediata, supone la prohibición de entrada en el país para aquellos viajeros no australianos ni residentes que hayan visitado en los últimos 14 días Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto, Suazilandia, Malaui, Mozambique o las Islas Seychelles.

"Si las pruebas médicas muestran que hacen falta más acciones, no dudaremos en tomarlas. Y eso podría implicar reforzar o expandir las restricciones", dijo a los medios el ministro de Salud, Greg Hunt.

También Turquía. A causa del aumento de casos de la nueva variante del coronavirus, "no se dará permiso de entrada a partir de esta noche a quienes lleguen a nuestro país por tierra, mar, aire o ferrocarril desde Botsuana, Sudáfrica, Mozambique, Namibia y Zimbabue", tuiteó el ministro de Salud, Fahrettin Koca.

Khairy Jamaluddin, ministro de Salud de Malasia, anunció en su cuenta de Twitter que a partir de este sábado los malasios no podrán viajar a Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto, Sualizandia y Mozambique, y que los viajeros no nacionales ni residentes que hayan pisado esos países en los últimos 14 días tienen prohibida la entrada en el país.

El Gobierno de Brasil informó este viernes de que cerrará sus fronteras aéreas a partir del lunes próximo a viajeros procedentes de Sudáfrica, Botsuana, Lesoto, Namibia, Zimbabue y Esuatini (antigua Suazilandia), según explicó el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira.

Además de Brasil, la República Dominicana y Guatemala han anunciado que restringen los viajes a países de África austral.

SUDÁFRICA SE SIENTE CASTIGADA

El Gobierno de Sudáfrica afirmó este sábado que la cascada de prohibiciones internacionales drásticas tras la detección de la variante ómicron es "como castigar" al país por su avanzada vigilancia científica.

"Esta última ronda de prohibiciones de viaje es como castigar a Sudáfrica por su avanzada secuenciación genómica y por su capacidad para detectar variantes más rápido. Una ciencia excelente debería ser aplaudida, no castigada", subrayó el Ejecutivo sudafricano este sábado a través de un comunicado de su Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación.