Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de junio de 2022
  • Actualizado 11:18

Lula vs Bolsonaro: Brasil calienta motores para un duelo épico

El expresidente sigue a la cabeza de los sondeos para los comicios de octubre, pero el actual va recortando la distancia.
El expresidente de Brasil Lula da Silva y el actual mandatario Jair Bolsonaro. EL PAÍS
El expresidente de Brasil Lula da Silva y el actual mandatario Jair Bolsonaro. EL PAÍS
Lula vs Bolsonaro: Brasil calienta motores para un duelo épico

Brasil calienta motores para celebrar, dentro de cinco meses, un duelo de proporciones épicas. El que no pudo ser, por decisión de los jueces, en los anteriores comicios. Lula, de 76 años, y Bolsonaro, de 67, se medirán en las urnas electrónicas el próximo octubre.

Se perfila como un pulso formidable entre dos poderosas fuerzas antagónicas, dos veteranos que pertenecen al establishment desde hace décadas, ambos con carisma. Ni hay ni se espera que nadie les haga sombra en la campaña.

En un ambiente de polarización máxima, el electorado decidirá si retoma la senda de la normalidad democrática o profundiza el volantazo a la extrema derecha que dio en 2018 después de que el Tribunal Supremo apartara al antiguo sindicalista de la carrera electoral cuando era claro favorito, allanando el camino del militar retirado hacia la victoria.

El expresidente protagonizó el sábado pasado una fiesta electoral que su equipo se resiste a considerar la oficialización de su candidatura, pero así fue interpretado. En un discurso leído, Lula proclamó: “Queremos regresar para que nadie ose desafiar nunca más la democracia. Y para devolver el fascismo a la alcantarilla de la historia, de la que nunca debió salir”.

Pocas dudas caben en Brasil de que las próximas elecciones son las más trascendentales desde que acabó la dictadura hace casi cuatro décadas. Para Lula, lo que está en juego es la supervivencia de la democracia brasileña. Para Bolsonaro, las urnas dirimirán una batalla “entre el bien y el mal”.

Durante los últimos meses la foto que han arrojado las encuestas —Brasil las consume con avidez, cada semana se publican varias— ha sido muy estable: Lula como favorito indiscutible con el 45% de los votos, y Bolsonaro detrás con un apoyo sólido del 25%. De todos modos, en las últimas semanas el presidente le ha recortado cinco puntos. Lula ha cometido errores y causado polémicas. Levantó ampollas al culpar al presidente Zelenski, junto a Putin, por la guerra derivada de la invasión rusa de Ucrania en una entrevista con la revista Time, que le dedica esta semana su portada.