Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:18

Lula suma el apoyo de otro expresidente de la Corte Suprema de Brasil

Lula. EFE
Sobre Lula. EFE
Lula suma el apoyo de otro expresidente de la Corte Suprema de Brasil
El expresidente de la Corte Suprema de Brasil José Celso de Mello, que se jubiló del alto tribunal en 2020, anunció este miércoles su apoyo al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones del domingo.

El respaldo de Celso de Mello se suma al del también exjefe del Supremo Joaquim Barbosa, quien en 2007 condujo un juicio por corrupción contra aliados del entonces presidente Lula, al que declaró su voto el martes en un video con fuertes críticas al actual gobernante, Jair Bolsonaro, que aspira a la reelección.

En la misma línea, Celso de Mello, quien fue juez del Supremo por tres décadas, presidiéndolo entre 1997 y 1999, dijo en una nota que Bolsonaro ha mostrado "un comportamiento vulgar, completamente incompatible con la seriedad del cargo que ejerce".

También se refirió al capitán retirado del Ejército como un "político menor, sin estatura presidencial, con un alto coeficiente de mediocridad y carente de respetabilidad política".

El líder ultraderechista causó "el efecto perverso de degradar vergonzosamente la dignidad del cargo presidencial" y reducirlo a "gestos patéticos y de claro (y reprobable) desdén por el régimen en que se estructura el Estado Democrático de Derecho", aseguró en la nota.

En sus últimos meses como magistrado de la máxima instancia judicial del país, Celso de Mello fue el encargado de una investigación contra el actual jefe de Estado por su supuesta interferencia ilegal y política en la Policía Federal.

"En respeto a la inviolabilidad del régimen democrático, estoy absolutamente seguro: ¡¡¡NO votaré a Jair Bolsonaro!!! Y por esas razones mi voto será a favor de Lula en la primera vuelta", concluyó el hoy exjuez.

Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, lidera todos los sondeos publicados hasta la fecha con algo más del 45 % de las intenciones de voto, frente al 30 % atribuido al líder ultraderechista, que busca renovar su mandato por otros cuatro años.

Varias encuestas pronostican incuso un triunfo del antiguo dirigente sindical en primera vuelta, que se haría realidad si supera el 50 % de los votos válidos, es decir, excluidos los blancos y nulos.

En las últimas semanas, personalidades de los más diversos sectores sociales ajenos a la izquierda han declarado su apoyo a Lula, candidato de un amplio frente progresista que encabeza el Partido de los Trabajadores (PT).