Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:42

Israel sigue atacando Gaza pese a solicitud de alto de EEUU

El Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, declaró que busca una “disuasión contundente” contra las milicias islámicas de Hamás y la Yihad. 
Un hombre palestino sobre los restos de su casa destruida después de un ataque aéreo del ejército israelí. EFE
Un hombre palestino sobre los restos de su casa destruida después de un ataque aéreo del ejército israelí. EFE
Israel sigue atacando Gaza pese a solicitud de alto de EEUU

Israel y Gaza vivieron ayer su décimo día de escalada bélica, otra jornada de intercambio de fuego en la que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se empeñó en continuar la operación militar contra la Franja, pese al llamado del presidente de EEUU, Joe Biden, quien pidió "una significativa desescalada".

Igual que en los últimos días, mientras seguían sonando alarmas en localidades israelíes por los cohetes lanzados desde Gaza y el Ejército israelí atacaba objetivos del enclave, Netanyahu aseguró que la ofensiva contra las milicias de los grupos islamistas Hamás y la Yihad Islámica seguirá adelante, sin mostrar señales de querer desescalar, pese a aumentar los llamamientos internacionales a una tregua.

NETANYAHU, DECIDIDO A CONTINUAR

"Estoy decidido a continuar esta operación hasta que logre su objetivo: devolver la tranquilidad y la seguridad a los ciudadanos de Israel", declaró el mandatario, que se mantiene firme en su posición de aplicar "una disuasión contundente" contra las milicias.

Esta es la postura que defiende desde el estallido de la escalada el pasado 10 de mayo, pero ayer la reiteró sin tapujos tras hablar con Biden, que le urgió por primera vez a hacer "una significativa desescalada" de inmediato que vaya "en camino a un alto el fuego".

Sin embargo, el Gobierno y el aparato militar israelí mantienen los tambores de guerra: tras atacar más de mil objetivos sobre Gaza en los últimos diez días, aseguran que tienen localizados muchos otros puntos susceptibles de bombardear y no dan su brazo a torcer ante Hamás y la Yihad Islámica, que en lo que va de la escalada dispararon unos 4.000 cohetes hacia territorio israelí.