Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:01

Irán declara que "nunca" negociará con EEUU

El líder supremo iraní ha tildado de "presión" la política estadounidense respecto a Teherán.
 
Ali Jameneí
Ali Jameneí
Irán declara que "nunca" negociará con EEUU

"Los funcionarios iraníes nunca hablarán con EEUU", ha aseverado este martes el líder supremo de Irán, Alí Jameneí, quien ha vuelto a afirmar que las negociaciones forman parte la "política de presión" del Gobierno estadounidense contra su país.

El líder supremo de Irán insta a usar herramientas de presión para contrarrestar a EEUU.

"La política de máxima presión sobre Irán no vale un centavo, y las personas a cargo de la República Islámica están unidas por la idea de que no habrá conversaciones con EEUU a ningún nivel", ha recalcado el líder supremo. 

Según Jameneí, las negociaciones con Washington "supondrían una manifestación de la victoria de la campaña de 'máxima presión' de EE.UU.", por lo que Teherán no mantendrá conversaciones "ni bilateral ni multilateralmente".

"Su política de máxima presión fracasará", ha asegurado.
Donald Trump calificó este domingo de "noticia falta" los informes sobre un encuentro "sin condiciones" entre Washington y Teherán.

"Las 'fake news' señalan que estoy dispuesto a reunirme con Irán 'sin condiciones'. Esa es una declaración incorrecta (¡Como siempre!)", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.


Ataques contra refinerías sauditas
Las declaraciones del líder supremo iraní llegan en medio de la nueva escalada de tensión que vive la región tras los ataques con drones lanzados el pasado sábado contra dos refinerías en Arabia Saudita, cuya autoría EE.UU. atribuye a Irán, algo que la República Islámica desmiente.


Cronología

• Los ataques fueron perpetrados por medio de una decena de drones lanzados contra las instalaciones de Saudi Aramco en las ciudades de Abqaiq y Khurais.
• Según trascendió, la ofensiva redujo el suministro diario de petróleo crudo de la compañía en alrededor de 5,7 millones de barriles —el 5 % del suministro global—, lo que supone alrededor del 50 % de su producción.
• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, acusó a Irán de haber lanzado "un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo", y añadió que "no hay evidencia" de que los ataques provinieran de Yemen, pese a que las fuerzas rebeldes hutíes de ese país ya habían reivindicado los bombardeos. Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que su país está "preparado para actuar" tras los ataques, aunque se mantiene a la espera de conocer las conclusiones de Riad sobre la autoría de los mismos.
• El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní calificó las acusaciones en su contra de "incomprensibles y sin sentido".