Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de marzo de 2024
  • Actualizado 00:13

Inversión extranjera en Latinoamérica y Caribe alcanzó máximo valor histórico

En su informe, la Cepal identifica la transición energética como un sector que puede impulsar el crecimiento económico y recomienda a los Estados priorizarlo en sus agendas.
Vista general de paneles solares pertenecientes a un parque solar, en una fotografía de archivo/ EFE
Vista general de paneles solares pertenecientes a un parque solar, en una fotografía de archivo/ EFE
Inversión extranjera en Latinoamérica y Caribe alcanzó máximo valor histórico

La inversión extranjera directa (IED) aumentó un 55.2% en 2022 en los países de Latinoamérica y el Caribe y alcanzó con ello su máximo valor histórico, según un informe publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) organismo que insta, además, a los estados a mejorar el diseño de sus políticas para dedicar parte de esa contribución a la transición energética y a un desarrollo productivo sostenible de toda la región.

De acuerdo con el informe, el conjunto de países latinoamericanos y caribeños ingresaron 224.579 millones de dólares de IED, máximo valor desde que se lleva registro debido "al crecimiento de todos los componentes de la inversión, especialmente la reinversión de utilidades y el alza en el sector de servicios".

Desde 2013 las entradas de IED en los países latinoamericanos y caribeños no superaban los 200.000 millones de dólares, recuerda el estudio.

"Esta dinámica es congruente con la recuperación postpandemia y no es claro si se mantendrá en niveles similares en 2023", advierte, no obstante, este informe anual, en el que también se registró un aumento en el peso de estos flujos en el PIB regional, llegando a representar el 4.0%", precisa.

“El reto de atraer y retener inversión extranjera directa que contribuya efectivamente al desarrollo productivo sostenible e inclusivo de la región sigue más vigente que nunca", afirmó el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, quien presentó las principales conclusiones del estudio en conferencia de prensa en Santiago de Chile.

BRASIL, LÍDER

De acuerdo con el informe, casi todos los países de América Latina y el Caribe recibieron más inversión extranjera directa en 2022, con Brasil, que recibió un 41% del total regional y que figura como quinto destino de la IED mundial, a la cabeza seguido de México (17%), Chile (9%), Colombia (8%), Argentina (7%) y Perú (5%).

Costa Rica, por su parte, fue el principal receptor de inversión extranjera directa en Centroamérica, mientras que en Guatemala estos flujos registraron una caída significativa debido a un valor extraordinario en 2021, pero volvieron a su promedio histórico.

A nivel regional, un 54% de la inversión extranjera directa ingresó al sector de servicios, aunque repuntaron tanto el sector de manufacturas como el de recursos naturales.

En cuanto a los inversionistas, EEUU (38% del total) y la Unión Europea (17%, excluyendo a Países Bajos y Luxemburgo) lideraron la inversión En la misma línea, la IED proveniente de países de la misma región de América Latina y el Caribe tuvo un salto importante al pasar de 9% a 14% del total.

Por primera vez desde 2010, el sector de hidrocarburos (carbón, petróleo y gas) lideró los anuncios, con 24% del total, seguido por el sector automotriz (13%) y las energías renovables. (11%).

TRANSICIÓN ENERGÉTICA

El estudio de la Cepal identifica, además, la transición energética como uno de los sectores que pueden impulsar el crecimiento económico y recomienda por ello a los Estados que lo prioricen en sus agendas económicas y lo conviertan en gran motor de la transformación productiva de la región.

"La IED puede desempeñar un papel fundamental a la hora de acelerar la transición energética, facilitar la transferencia tecnológica y posibilitar las tecnologías emergentes. Los Gobiernos deben liderar la coordinación de estrategias para el éxito de la transición energética en la región", subraya la Comisión.