Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 12:20

Inspección a partido de Duque aviva escándalo por supuesta compra de votos

El presidente de Colombia, Iván Duque, durante una conferencia de prensa. EFE
El presidente de Colombia, Iván Duque, durante una conferencia de prensa. EFE
Inspección a partido de Duque aviva escándalo por supuesta compra de votos

La sombra de una supuesta compra de votos vuelve sobre la campaña electoral del presidente colombiano, Iván Duque, cuyo partido, el Centro Democrático, es objeto de una inspección para recoger documentación del caso tras una declaración de su directora, Nubia Stella Martínez, ante la Fiscalía.

Ese organismo inició en marzo pasado investigaciones contra personas que pueden estar involucradas en ese posible ilícito a partir de las conversaciones de audio interceptadas al fallecido ganadero José Guillermo Hernández, conocido como “Ñeñe”.

En esas llamadas, Hernández habla de una supuesta compra de votos para la campaña de Duque en 2018 en el departamento de La Guajira y también se menciona a su mentor, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Como parte de las pesquisas, la Fiscalía citó a una declaración juramentada a Martínez sobre la financiación de la campaña tras escuchar una serie de conversaciones telefónicas que tuvo con María Claudia Daza, quien hasta que salió a la luz el caso del “Ñeñe” fue asesora de Uribe y ayer está fuera del país.

Según una investigación del diario El Tiempo publicada ayer, Martínez y Daza conversaron sobre aportes para la campaña de Duque que al parecer provenían de otro país, algo ilegal porque las leyes colombianas señalan que está prohibido que “un Gobierno, persona jurídica o natural del extranjero haga aportes a campañas de índole nacional”.

En esa charla, Daza preguntó “¿Qué pasó con lo del venezolano?”, en referencia al empresario Oswaldo Cisneros, presidente de la empresa de telecomunicaciones Digitel, a lo cual la directora del partido respondió: “Sí. ¿Sabes cuánto nos dio? 300.000 dólares”.

Sin embargo, la propia Martínez aseguró que en ese momento sufrió un “lapsus” y agregó: “No era 'dio', sino 'ofreció dar'. Dije esa suma porque fue la que el empresario usó. Pero una cosa es lo que la gente ofrece en las campañas y otra lo que efectivamente terminan dando”.

INSPECCIÓN El director del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, Alberto Acevedo, confirmó ayer que funcionarios de su equipo inspeccionarían la sede del partido luego de que en la declaración juramentada la directora del Centro Democrático manifestara “su intención de aportar algunos elementos”.

“Lo anterior es atendiendo a la misma declaración que rindió la señora Martínez y se hace necesario (obtener) algunos elementos que obran en su despacho. Por eso se hace la diligencia con el fin de obtener los elementos de material probatorio para ser analizados”, añadió Acevedo.

Sin embargo, el anuncio fue objeto de críticas por parte de la oposición que considera que ese organismo no debió avisarle un día antes al partido que iba a realizar esa diligencia y criticó la cercanía del fiscal general, Francisco Barbosa, con el presidente Duque.

“La Fiscalía, un día antes, le avisó al Centro democrático que le iba a hacer un allanamiento a la sede del Centro Democrático. ¿No decía Barbosa que no era un fiscal comprado?”, afirmó en Twitter Ángela María Robledo, representante a la Cámara por la izquierdista Lista de la Decencia y compañera de fórmula de Gustavo Petro en las elecciones presidenciales de 2018, ganadas por Duque.