Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 02:18

Indígenas de Ecuador saludan al MAS en Bolivia y critican a la OEA de Almagro

La Conaie, en un comunicado, reconoció el "triunfo contundente" del MAS en las elecciones presidenciales de este domingo.
Indígenas de Ecuador saludan al MAS en Bolivia y critican a la OEA de Almagro. EFE
Indígenas de Ecuador saludan al MAS en Bolivia y critican a la OEA de Almagro. EFE
Indígenas de Ecuador saludan al MAS en Bolivia y critican a la OEA de Almagro

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) saludó este lunes el contundente triunfo electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) en Bolivia y criticó el papel de la OEA y de su secretario general, Luis Almagro, por haber supuestamente avalado el golpe de Estado de hace un año.

La Conaie, en un comunicado, reconoció el "triunfo contundente" del MAS en las elecciones presidenciales de este domingo, según los resultados preliminares que anticipan la victoria en una sola vuelta de votaciones de Luis Arce, quien fuera ministro de Economía en el periodo del expresidente Evo Morales.

La Conaie destacó el triunfo del MAS "tras un año de estar gobernando por las élites económicas y la derecha boliviana que se enquistó en el poder, después de montar un supuesto fraude electoral y el consiguiente golpe de Estado auspiciado por EEUU y la OEA, y dirigida por las políticas intervencionistas del FMI".

Además, solicitó a las instituciones bolivianas "respetar la decisión popular con transparencia y agilidad en la proclamación de resultados oficiales".

Enfatizó en que es una necesidad del pueblo boliviano "mantener la unidad" para alcanzar las "reivindicaciones sociales, justicia social y profundización del poder popular".

Sin embargo, dijo que era necesario mantener una visión crítica en torno al "Socialismo del siglo XXI", que pregonaron a su turno los llamados gobiernos progresistas, como el de Morales o del ecuatoriano Rafael Correa, al considerar que esa estrategia desmovilizó las luchas sociales y no alcanzó a plasmar las transformaciones estructurales que propugnaba.

Además, el grupo indígena destacó su postura frente al Gobierno de Jeanine Áñez, al que lo tildó como una "dictadura violenta y represora" que provocó "decenas de muertos", "ataques fascistas contra la población indígena", persiguió a líderes sociales y manejó la justicia "con fines de persecución política".

Con las elecciones el pueblo boliviano ha puesto "un alto y se dispone a profundizar su revolución desde las bases", añadió la Conaie, la organización social más importante de Ecuador.

Además, hizo un llamamiento al pueblo boliviano para que, con esa nueva realidad, impulse una "verdadera unidad latinoamericana, que encamine la realización de proyectos políticos comunes" como el respeto a la vida, los derechos humanos y la libre determinación y autonomía de los Estados y pueblos indígenas.