Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 11:56

Hong Kong vive su primer día sin nuevos casos locales desde inicios de julio

Según el último parte los únicos cuatro nuevos casos detectados en la ciudad son "importados", es decir, personas llegadas de otros países.

Ciudadanos asiáticos transitan calles de Hong Kong. EFE
Ciudadanos asiáticos transitan calles de Hong Kong. EFE
Hong Kong vive su primer día sin nuevos casos locales desde inicios de julio

Las autoridades de Hong Kong informaron hoy de que en la última jornada no se registró ningún caso de transmisión local de COVID-19 por primera vez desde que comenzó la tercera oleada de contagios de la enfermedad, a principios de julio.

Según el último parte del Centro para la Protección de la Salud de la ciudad semiautónoma china, los únicos cuatro nuevos casos detectados en la ciudad son "importados", es decir, personas llegadas de otros países.

Con tan solo cuatro contagios en el balance de la jornada, también se trata del menor número de nuevas infecciones desde el pasado 30 de junio, justo antes de la tercera oleada, cuando tan solo se registraron dos importados, apunta el diario local South China Morning Post.

Hasta ese momento, solo se habían dado unos 1.200 casos de COVID-19 en la ciudad, pero esa marea de contagios elevó de manera drástica esa cifra, que actualmente se sitúa en casi 5.000, con 101 fallecimientos.

Sin embargo, según los datos oficiales, en las últimas dos semanas el número de nuevos contagios detectados solo supone el 3,2 % del total, algo que demuestra que la tasa de propagación del virus está, al menos por el momento, controlada.

Así, el Ejecutivo local decidió hoy relajar aún más las medidas de prevención de contagios, y permitirá a partir de este viernes que reabran sus puertas bares, parques temáticos, karaokes, centros de exposiciones, discotecas o piscinas.

Con respecto al uso de las mascarillas, se flexibilizará la norma que obligaba a utilizarlas también en gimnasios o instalaciones deportivas, aunque en otras zonas públicas seguirá siendo preceptivo.

No obstante, el Gobierno mantendrá la prohibición de las reuniones públicas de más de cuatro personas, y todavía no permitirá que las playas públicas vuelvan a estar abiertas al público.

Entre las medidas anunciadas por las autoridades en las últimas semanas para atajar la tercera oleada destacó un programa de pruebas gratuitas de coronavirus a todo ciudadano que quisiera someterse a ellas, que dio comienzo el 31 de agosto y finalizó ayer.

Un total de 1,78 millones de ciudadanos, en torno a un cuarto de la población de la ciudad, participó de esos 'test', en los que se detectaron al menos 32 portadores asintomáticos del coronavirus SARS-CoV-2.

La secretaria de Sanidad de la ciudad, Sophia Chan, aseguró hoy que no se pondrá fin a las medidas de distancia social hasta que la pandemia finalice, y descartó que eso suceda hasta que se encuentre una vacuna efectiva.

Según la televisión pública RTHK, Chan también alertó de la posibilidad de que se produzca una cuarta oleada de contagios en la antigua colonia británica durante los meses del invierno.