Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 16:13

Guatemala endurece las penas contra el aborto y prohíbe matrimonio igualitario

Antes, la ley en Guatemala dictaba penas de cárcel de uno a tres años para las mujeres que abortaran. Con esta nueva normativa, el tiempo de prisión aumenta desde los cinco hasta los 25 años.

Colectivos feministas de Bolivia a favor del aborto legal. Articulación Feminista Wañuchun Machocracia
Colectivos feministas de Bolivia a favor del aborto legal. Articulación Feminista Wañuchun Machocracia
Guatemala endurece las penas contra el aborto y prohíbe matrimonio igualitario

Un día después de que el mundo entero conmemorará el Día de la Mujer, el Congreso de la República de Guatemala, presidida por la oficialista, Shirley Rivera, aprobó este martes una polémica ley que penaliza el aborto y prohíbe el matrimonio igualitario en el territorio.

Con 101 votos a favor, 51 ausentes y 8 en contra, los diputados dieron vida a la iniciativa 5272, una ley que consta de 21 artículos y que fue planteado desde 2017. La misma establece: "la protección del derecho a la vida, la familia, la libertad de conciencia y expresión, la institución del matrimonio entre un hombre y una mujer, además del derecho de los padres a orientar a sus hijos en su sexualidad".

Antes, la ley en Guatemala dictaba penas de cárcel de uno a tres años para las mujeres que abortaran. Con esta nueva normativa, el tiempo de prisión aumenta desde los cinco hasta los 25 años.

El Artículo 15 dicta que la educación sexual debe estar a cargo de los padres y prohíbe que las escuelas públicas o privadas promuevan educación relativa a la diversidad sexual: "Se prohíbe a las entidades educativas públicas y privadas, promover en la niñez y adolescencia, políticas o programas relativos a la diversidad sexual y la ideología de género o enseñar como normales las conductas sexuales distintas a la heterosexualidad o que sean incompatibles con los aspectos biológicos y genéticos del ser humano", según una nota de CNN.

La ley, en sus artículos 17 y 18, prohíbe el matrimonio igualitario y establece que a partir de ahora, las parejas que no estén unidas en matrimonio, no serán reconocidas.

CAPITAL PROVIDA

La designación de Guatemala como "Capital Provida de Iberoamérica" por parte del congreso religioso tuvo lugar en la Plaza de la Constitución y en el Palacio Nacional de la Cultura (sede del Gobierno), en el centro de la Ciudad de Guatemala.

"¿Qué pasaría si nos uniéramos? Hoy este evento es una invitación a unirnos en proteger la vida desde su concepción hasta la muerte natural en sus cinco etapas", aseguró el mandatario guatemalteco durante su intervención en el evento.

Giammattei afirmó que "hoy es un día especial" para el país centroamericano, que hará "todo lo posible por respetar la vida desde su concepción" y pidió a la población que "en lugar de protestar nos unamos en construir esa Guatemala diferente que todos queremos".

El gobernante añadió que "mientras en otros países ahorita se están tirando bombas, nosotros aquí le decimos sí a la vida, alto a la guerra, sí a la paz" y enfatizó que "somos un pueblo de paz".

El acto se llevó a cabo ante la presencia de unas 300 personas, en su mayoría funcionarios, y también del presidente del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, el mexicano Aaron Lara.

Dicho Congreso, que reúne a líderes cristianos en temas espirituales, políticos y científicos, tendrá lugar en Guatemala hasta el próximo 11 de marzo e incluye en su agenda la reunión de organizaciones provida en la región.

CON POLÉMICA LEY

La declaración de Guatemala como "Capital Provida de Iberoamérica" llega un día después de que el Congreso del país centroamericano aprobara la polémica normativa sobre el aborto, denominada Ley Para la Protección de la Vida y la Familia.

El estatuto recibió luz verde en la noche del martes con 102 votos de diputados aliados a la bancada Vamos, de Giammattei.

En contra de la ley votaron ocho legisladores, incluidos los 6 de Semilla, y otros 50 no emitieron voto.

La iniciativa 5272, planteada inicialmente en 2017 hasta su aprobación este martes, aumenta las penas de prisión para mujeres que aborten, originalmente establecidas de 1 a 3 años de prisión y ahora modificado con penas de hasta 5 años de prisión como mínimo. De igual forma, la normativa prohíbe enseñar en las entidades educativas la diversidad sexual.

El Procurador de los Derechos Humanos guatemalteco, Jordán Rodas, dijo a periodistas en la noche de este martes que la ley "viola los derechos humanos" y "viola acuerdos y convenios internacionales ratificados por el Estado de Guatemala".

EN BUSCA DE "SAQUEO"

El diputado de Semilla Pérez Álvarez aseguró que las políticas provida impulsadas por Giammattei buscan "saqueo" de fondos públicos mediante la "corrupción".

En opinión del legislador, los diputados que aprobaron normativa están "haciendo a Guatemala pasar una vergüenza mundial y regional diciendo que defienden la vida y la familia, mientras lo que hicieron ayer fue aprobar una ley para matar y encarcelar mujeres".

El diputado de Semilla enfatizó que son tres objetivos los que tiene la agenda provida implementada por el Gobierno de Giammattei y el Parlamento, además de la "política tradicional" guatemalteca "asociada a la corrupción".

El "saqueo" de los fondos públicos es una de las metas, al igual que "intentar radicalizarse porque legitimidad ya perdieron y lo hacen de una manera totalmente autoritaria", puntualizó el legislador.

El tercer objetivo de las políticas provida, enfatizó Pérez Álvarez, es promover "impunidad", que es "básicamente lo que les permite tener vía libre para hacer este tipo de cosas descaradas".

El legislador añadió que si realmente el Gobierno de Giammattei se interesara por la población "combatiría la corrupción y resolvería los problemas cotidianos" como el "desempleo, la falta de ingresos, los precios de las medicinas y los combustibles".