Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 19 de octubre de 2019
  • Actualizado 16:44

MÉXICO Y BOLIVIA NO SUSCRIBIERON LA DECLARACIÓN FINAL

Grupo Internacional contactará a partes en Venezuela para dialogar

Para superar la crisis humanitaria y política del país caribeño, varios países de Europa y America Latina plantean la restauración de la democracia y la separación de poderes.
Grupo Internacional contactará a partes en Venezuela para dialogar


El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, integrado por una docena de naciones europeas y latinoamericanas, acordó ayer enviar una misión para que se contacte con las partes en ese país, donde reconoció que la crisis humanitaria se "profundiza".

En una declaración firmada por casi todos los países participantes, el grupo dijo que continuará trabajando por "establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble en el menor tiempo posible" y que se permita "la entrega urgente de asistencia de acuerdo a los principios internacionales de ayuda humanitaria".

Acordaron que se "enviará una misión técnica" a Venezuela para que contacte con las partes.

Además, convocarán nuevamente a una reunión ministerial a comienzos de marzo para analizar el desarrollo del proceso.

La declaración fue suscrita por la Unión Europea (UE), Uruguay, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Holanda, Suecia, Alemania, Francia y el Reino Unido.

México y Bolivia, que también participaron de la reunión de Montevideo, no suscribieron la declaración final.

El documento hace alusión a la "severidad de la crisis actual en Venezuela y de su impacto en la región" y de la "difícil situación de su pueblo". El grupo, creado a finales de enero pasado, dijo que "apunta a forjar un abordaje internacional común para apoyar una resolución pacífica, política, democrática y propiamente venezolana, excluyendo el uso de la fuerza, a través de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles, de acuerdo a la Constitución venezolana". Sostuvo que "para que Venezuela pueda superar la crisis es crucial restaurar la plena democracia, el estado de derecho, la separación de poderes y el respeto por el mandato constitucional de las instituciones del país, más particularmente de la Asamblea Nacional".

El grupo destacó que "las libertades fundamentales y los derechos humanos de todos los venezolanos deben ser respetados" y deploró los muertos y heridos causados por el excesivo uso de la fuerza".

"En su primera reunión el grupo analizó la situación de Venezuela y discutió sobre cómo el grupo podría ayudar para encontrar un camino pacífico que pueda conducir a la celebración de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias", indica la declaración.

Asimismo, reconoció "la crisis humanitaria que se continúa profundizando día a día, afectando a millones de venezolanos".