Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de junio de 2024
  • Actualizado 00:33

Gaza: Consejo de la ONU apoya plan de EEUU para alto el fuego

Hamás dice estar dispuesto a cooperar. Coincidentemente, el secretario estadounidense Blinken busca en Medio Oriente apoyos para la tregua.
Imagen de archivo de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU./ NACIONES UNIDAS
Imagen de archivo de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU./ NACIONES UNIDAS
Gaza: Consejo de la ONU apoya plan de EEUU para alto el fuego

Un paso hacia el cese el fuego en Gaza. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó una resolución redactada por Estados Unidos que respalda una propuesta esbozada por el presidente Joe Biden para una tregua entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza.

Rusia se abstuvo en la votación, mientras que los 14 miembros restantes del consejo votaron a favor. 

El texto había sido presentado por el presidente de Estados Unidos el 31 de mayo y es un plan de alto el fuego de tres fases que describió como una iniciativa israelí. Algunos miembros del Consejo de Seguridad cuestionaron si Israel había aceptado el plan para poner fin a los combates en Gaza.

"Estamos esperando que Hamás acepte el acuerdo de alto el fuego que dice querer", dijo al consejo la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, antes de la votación. 

Se trata de la cuarta aprobada en el Consejo de Seguridad relativa a la guerra en Gaza, aunque las tres anteriores han quedado en el limbo, pues Israel se ha negado a detener la guerra en el territorio palestino.

GESTIONES

Entretanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, llegó a Israel, donde se reunió con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Blinken arribó proveniente de El Cairo, como parte de sus intentos por impulsar una nueva ronda de negociaciones, en la que intervienen Qatar, Egipto y EEUU, entre Hamás y el Gobierno israelí.

Blinken y el presidente egipcio, Abdelfatah al-Sisi "revisaron los últimos avances en los esfuerzos conjuntos para alcanzar un alto el fuego en la Franja de Gaza e intercambiar rehenes y prisioneros", afirmó la Presidencia egipcia en un comunicado sobre el encuentro.

Además, Blinken y al-Sisi abordaron los esfuerzos de El Cairo para hacer llegar la asistencia humanitaria al enclave palestino y la "importancia" de que se eliminen "los obstáculos a la entrega de ayuda”.

Pero el grupo islamista Hamás no ha dado su respuesta oficial al plan de Biden y ha insistido en que solo aceptará un acuerdo que garantice un alto el fuego permanente y una retirada total de las tropas israelíes del enclave palestino.

Por su parte, Israel tampoco se ha mostrado muy receptiva a un plan que viene con el sello de Joe Biden. El Gobierno de Netanyahu ha sido enfático al remarcar que la guerra actual no finalizará hasta "eliminar" por completo a Hamás, aunque se muestra más dispuesto ante el canje de rehenes israelíes por prisioneros palestinos en Israel y el aumento de ayuda humanitaria a un enclave palestino donde algunos de sus habitantes mueren, literalmente, de hambre.

Mientras Washington intenta presionar a Netanyahu para detener la guerra, los países árabes son los encargados de convencer al movimiento islamista.

Es por ello que Blinken hace un llamado a esos gobiernos para que presionen al grupo y acepten una propuesta de tregua que, según él, ya ha sido aceptada por el gobierno israelí.

Sin embargo, el pasado 3 de junio, la Administración de Netanyahu aseguró que Biden presentó públicamente una versión "parcial" del texto propuesto por Israel, al tiempo que insistió en que cualquier acuerdo implica una reanudación de hostilidades para continuar con su objetivo declarado de acabar con el grupo que controla Gaza.

PLAN B

La Casa Blanca tiene a varios estadounidenses entre los rehenes y teme que las nuevas negociaciones acaben sin avances para su liberación. Por ello, la cadena 'NBC' ha revelado que Washington tiene en mente negociar un acuerdo unilateral con los militantes de Hamás, con el fin de liberar a cinco nacionales retenidos en en el enclave, si fracasan las conversaciones de alto el fuego.

Aún no está claro qué podría ofrecer a cambio el Gobierno estadounidense a Hamás, según el informe, que citó a dos empleados de la administración de Joe Biden y a dos exfuncionarios.