Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:27

Fuerte temporal de nieve en el centro de Europa deja más de una decena de muertos

Fuerte temporal de nieve en el centro de Europa deja más de una decena de muertos

El conductor de un camión quitanieves murió este viernes después de que el vehículo que operaba en el sur de Alemania en unas difíciles condiciones meteorológicas cayera a un río desde lo alto de un puente y quedase atrapado.
Se trata de la segunda víctima mortal en las últimas 24 horas en Alemania por el temporal de nieve que afecta al sur del país, pero también a Austria y Suiza, y que ya se ha cobrado al menos 13 vidas. El jueves, un niño alemán de 9 años falleció cerca de Múnich al caerle encima un árbol.
El último suceso se produjo este viernes cerca de Lenggreis in die Isar (sur del país), cuando el conductor del quitanieves, de 48 años, trabajaba sobre un puente, según informaron medios locales. El camión, de 18 toneladas, se precipitó entonces, por motivos que se investigan, al río y la cabina quedó sumergida en las aguas del río Isar.
Con ayuda de una grúa, los equipos de emergencia lograron rescatar al conductor aún con vida, pero en estado crítico. El herido fue trasladado a una clínica especializada de la cercana Innsbruck (Austria), donde falleció esta tarde.
La situación es crítica por el temporal en el sur del estado federado de Baviera, donde algunas localidades a las faldas de los Alpes acumulan un par de metros de nieve tras casi una semana ininterrumpida de precipitaciones. Cinco municipios han decretado el estado de catástrofe.
Después de que el temporal diese en las últimas horas una tregua a la zona, las autoridades locales rebajaron el riesgo de avalanchas a los niveles tres y cuatro de cinco, respectivamente, en distintas regiones.
Sólo el viernes los aeropuertos de Múnich (sur) y Fráncfort (oeste) han tenido que cancelar unos cien vuelos debido a la nieve.
En muchos municipios del sur de Baviera y Suabia los colegios llevan días cerrados.
Unos 340 soldados de la Bundeswehr se han incorporado a los equipos de emergencia -con miles de voluntarios destacados en la zona- y se dedican a abrir caminos para llegar a las poblaciones incomunicadas, llevando alimento y medicinas, y a liberar de nieve los tejados para evitar que se derrumben.
Las previsiones meteorológicas pronostican que, tras el parón de este viernes y el sábado, la nieve regresará con fuerza el domingo al sur de Alemania.