Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 10:13

Francisco pide a los padres que no condenen a sus hijos con otras orientaciones sexuales

"Muchos problemas de los padres. Pensemos cómo ayudarlos. A estos padres les digo: 'no teman'. Sí, hay dolor. Mucho. Pero piensen cómo resolvió los problemas José, pidan a José que los ayude. Nunca condenen a un hijo", afirmó el Papa.

Papa Francisco. / Foto: Twitter @Pontifex_es
Papa Francisco. / Foto: Twitter @Pontifex_es
Francisco pide a los padres que no condenen a sus hijos con otras orientaciones sexuales

En la Audiencia General de este miércoles 26 de enero, el Papa Francisco pidió rezar por los padres que sufren por sus hijos, entre ellos, por los que tienen hijos con "orientación sexual diferente".

Durante su catequesis dedicada a "San José hombre de sueños", el Papa aconsejó invocar la intercesión de San José por las "personas que están aplastadas por el peso de la vida y ya no logran ni esperar ni rezar" para que San Jose "pueda ayudarles a abrirse al diálogo con Dios, para reencontrar luz, fuerza y paz" y por los padres que enfrentan diversos problemas con los hijos.

"Pienso en los padres ante los problemas de los hijos: hijos con tantas enfermedades, hijos enfermos, también con enfermedades permanentes. ¡Cuánto dolor ahí!. Padres que ven orientaciones sexuales distintas en los hijos y cómo gestionar esto y acompañar a los hijos y no esconderse en una actitud condenatoria; padres que ven que sus hijos que se van a causa de la enfermedad", ha manifestado el Pontífice.

Luego, el Papa aconsejó que “los padres que ven orientaciones sexuales diferentes en los hijos acompañen a los hijos y no se escondan en una actitud condenatoria".

Además, el Santo Padre indicó a los "padres que ven a los hijos que se van, mueren, por una enfermedad y también -más triste, lo leemos todos los días en los periódicos- jóvenes que realizan acciones no ponderadas y terminan en un accidente con el coche" así como también los "padres que ven a los hijos que no avanzan en la escuela...".

"Muchos problemas de los padres. Pensemos cómo ayudarlos. A estos padres les digo: 'no teman'. Sí, hay dolor. Mucho. Pero piensen cómo resolvió los problemas José, pidan a José que los ayude. Nunca condenen a un hijo", afirmó el Papa.