Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 07:31

Francia contabiliza más de 6.500 positivos en el último día

Las autoridades localizaron además 91 nuevos focos de contagio en comparación con los 58 registrados el lunes.

Francia contabiliza más de 6.500 positivos en el último día. EFE
Francia contabiliza más de 6.500 positivos en el último día. EFE
Francia contabiliza más de 6.500 positivos en el último día

Francia registró en las últimas 24 horas 6.544 nuevos casos del coronavirus, con lo que suman 45.440 en la última semana, según indicaron este martes las autoridades sanitarias.

En su balance diario de la situación epidémica, el Ministerio francés de Sanidad informó de un nuevo repunte en la tasa de positivos, que subió una décima con respecto a ayer, lunes, y se sitúa ya en el 5.2%, con un total de 1.042.889 test realizados en los últimos siete días.

Las autoridades localizaron además 91 nuevos focos de contagio en comparación con los 58 registrados el lunes.

Siguen en aumento también los ingresos de nuevos pacientes, que fueron 490 en las últimas 24 horas, y suman ya 4.960 hospitalizados en todo el país, 574 de ellos en unidades de cuidados intensivos (86 más en 24 horas).

En el país han muerto 30.764 personas por afecciones derivadas de la COVID-19, 39 más con respecto al día anterior. De ellas, 20.289 muertes se registraron en hospitales y 10.475 en residencias y centros de dependencia, cifra que no ha sido actualizada con respecto al lunes.

Las autoridades alertan de que "todos los indicadores" muestran un "deterioro evidente de la situación con un impacto sanitario creciente", y recordaron que es más importante que nunca reforzar, de manera individual y colectiva, la aplicación de las medidas de protección, especialmente con el uso de mascarillas y el respeto de la distancia física.

Francia podría acortar próximamente el período de cuarentena, de los 14 días actuales a 7, después de que el consejo de asesoramiento científico del Gobierno se mostrara hoy favorable a ello.

Según el ministro de Sanidad, Olivier Véran, no se trata de una medida económica, sino que tiene en cuenta el que "somos sobre todo contagiosos en los cinco primeros días después de los síntomas o del positivo, y luego eso disminuye de forma significativa".

Además, confían en que esta reducción aumente el cumplimiento de la cuarentena ya que "una parte importante de los franceses" no la respeta en la actualidad.