Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 05:22

Fiscal general de Perú cita a Castillo en investigación de ascensos militares

Según la Constitución peruana, el jefe de Estado puede nombrar libremente a los comandantes de las Fuerzas Armadas sin necesidad de justificar sus decisiones, si bien es algo contrario al protocolo y tradiciones que lo haga por encima del escalafón y las listas de mérito.
 
Pedro Castillo, presidente de Perú, en una fotografía de archivo. EFE
Pedro Castillo, presidente de Perú, en una fotografía de archivo. EFE
Fiscal general de Perú cita a Castillo en investigación de ascensos militares

La Fiscal de la Nación (fiscal general) de Perú, Zoraida Ávalos, citó este jueves al presidente del país, Pedro Castillo, para el próximo 14 de diciembre en el marco de la investigación que sigue su despacho por la presunta injerencia del Ejecutivo en los ascensos dentro de las Fuerzas Armadas.

A través de una misiva, Ávalos convocó al mandatario para recibir su declaración testimonial sobre la pesquisa preliminar seguida contra su exministro de Defensa Walter Ayala y el exsecretario presidencial, Bruno Pacheco, por la presunta comisión de los delitos de abuso de autoridad y patrocinio ilegal.

Ambos ex altos funcionarios son investigados por supuestamente haber ejercido presiones a los excomandantes generales del Ejército y de la Fuerza Aérea de Perú a fin de favorecer en el proceso de ascenso a algunos militares allegados al presidente Castillo.

ASCENSOS MILITARES
La salida de Pacheco se concretó el pasado 19 de noviembre, tras las denuncias que hizo ante la prensa a principios de mes el excomandante general del Ejército, José Vizcarra, quien aseguró que él y el exministro de Defensa presionaron para que ascendiera de forma irregular a dos coroneles, algo a lo que no accedió.

Esta denuncia abrió una nueva polémica en el país, ya que Vizcarra y el entonces comandante general de la Fuerza Aérea, Jorge Chaparro, quien también denunció un pedido similar, fueron pasados al retiro tan solo tres meses después de asumir sus cargos, sin que se conocieran públicamente los motivos.

Según la Constitución peruana, el jefe de Estado puede nombrar libremente a los comandantes de las Fuerzas Armadas sin necesidad de justificar sus decisiones, si bien es algo contrario al protocolo y tradiciones que lo haga por encima del escalafón y las listas de mérito.

Por este caso, Ayala ya había dimitido una semana antes que Pacheco y tuvo que comparecer ante la comisión de Defensa del Congreso para dar explicaciones.

Luego, el Legislativo aprobó una moción para interpelarlo sobre el mismo tema, con el objetivo explícito de la oposición de censurarlo, pero finalmente no se produjo por su salida anticipada del cargo.

Ayala dimitió con un mensaje en el que, al igual que Pacheco, negó cualquier acto ilícito o fuera de sus competencias y apuntó a la presión política y mediática que busca dañar al Gobierno de Castillo como responsable de la situación.