Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 05:45

Farmacéuticas esperan que en 2022 terminen los problemas de suministro de vacunas

Una de las vacunas Sputnik V que se usan para la inmunización en Bolivia. APG
Una de las vacunas Sputnik V que se usan para la inmunización en Bolivia. APG
Farmacéuticas esperan que en 2022 terminen los problemas de suministro de vacunas

El año 2021 ha estado marcado por una mayor demanda de vacunas anticovid de la que podían atender las farmacéuticas, pero éstas esperan que en enero de 2022 haya suficientes dosis para toda la población adulta global, aunque habría que esperar a junio para que estén plenamente disponibles.

Es la previsión hecha ayer por la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA), principal del sector, apoyándose en modelos de la firma Airfinity, según los cuales este mes se han producido 7.500 millones de dosis, habrá 12.000 millones a finales de año y 24.000 millones a mediados de 2022.

"En enero de 2022 habrá vacunas suficientes para todos los adultos de todos los continentes", anticipa la federación, aunque señala que será necesaria una redistribución, en la que las firmas del sector se han comprometido a colaborar. Tras un comienzo de 2021 complicado en el que hubo muchos problemas de distribución, actualmente se producen unos 1.500 millones de dosis mensuales, algo que según las farmacéuticas se ha conseguido gracias a incrementos de producción, mejoras en la cadena de suministro y acuerdos voluntarios de transferencia de tecnología.

Rasmus Bech Hansen, responsable de Airfinity, subrayó que el fuerte aumento proyectado descansa especialmente en el crecimiento de la producción de las vacunas chinas (principalmente Sinopharm y Sinovac), que admitió es "inesperado" y presenta desafíos por las dudas respecto a la eficacia de estas vacunas.

Sin embargo, otras firmas como Pfizer, que junto con BioNTech elabora una de las primeras vacunas desarrolladas contra la COVID-19, también ha conseguido aumentar su producción y de los 1.300 millones de dosis que esperaba fabricar en 2021 ha pasado a anticipar 3.000 millones.

"Nos ha costado muchas noches sin dormir y el esfuerzo denodado de miles de personas", resumió en rueda de prensa el consejero delegado de Pfizer Albert Bourla, quien recordó que antes de la pandemia su firma apenas producía 200 millones de dosis de vacunas anuales (contra otras enfermedades).